domingo, febrero 20, 2005

Jalándonos la cobija

Estos últimos días nuestra clase política se ha lucido en su demostración permanente de ineficiencia, por un lado nuestro flamante presidente nos dice que nos cuidemos de los falsos mesías que vendrán a ofrecernos el “oro y el moro”, que en realidad debemos de unirnos y jalar parejo la cobija.
La verdad que no se bien a que cobija se refiere, espero que no haya acabado usando para éste fin una de las cobijas recolectadas para tantos mexicanos que carecen de lo básico y se enfrentan a este crudísimo e inclemente invierno.
Por otro lado, nuestro esforzados diputados federales, aquellos que no aprobaron el presupuesto federal, aquellos que reubicaron partidas y que han gastado millones de pesos en decir todo lo que el presupuesto federal no contemplaba y que ahora, gracias a ellos estaba contemplado y cubierto, es decir una aplicación eficiente y oportuna.
Esos mismos diputados que no han dicho esta boca es mía por la aprobación de un aumento general a los salarios mínimos de la población de un 4%, es decir de sus representados, esos mismos diputados que disfrutan de secretarios y secretarias, vehículos, pasajes de avión, salones de masaje para relajarse, peluquería y comedores dentro del palacio legislativo de San Lázaro.
Esos diputados muchos de los cuales no suben una sola vez a tribuna durante sus 3 años de servicio entregado a la patria para proponer, exponer, denunciar o explicar algo sobre cualquier cosa, quienes la mas de las veces se encuentran fuera del salón de sesiones cuando se discuten temas fundamentales para este país.
Ellos, nuestros representantes se han auto-asignado un aumento salarios del 11% debido a su gran cantidad de trabajo, a sus labores esenciales hacia la nación.
Si unimos las acciones a la palabra, pues si, se andan tapando, o como diría nuestro presidente jalaron su cobija para no pasar frío.
Lástima que en este colchón llamado México, solo sirva la cobija para tapar a unos cuantos, los demás debemos de cuidarnos del frío y de quienes deberían de procurar cobijar nuestros derechos.

No hay comentarios.: