Simplemente María



Tengo el privilegio de contar en mi vida con seres especiales que me hacen más instruida, más racional y logran ver en mí cosas que yo creo que más bien se imaginan, pero que hacen mucho bien a mi ego cuando piensan que soy más de lo que soy.
Entre estas personas especiales se encuentra María Teresa, persona que por sobre educación y cultura, se privilegia el hecho del encanto natural y de la exquisita presencia.
Buena amiga, magnifica compañera de trabajo y de aventuras.
Es una de mis 6 lectoras, de las que se roba de sus pocos minutos libres para leer estas ideas, a veces congruentes y a veces más bien catárticas, con lo que sencillamente me reafirma su aprecio.
En un comentario que ella deja en este Blog, se pregunta en que momento se volvió simplemente María, y además aclara "Soy Teté", sirvan estas letras para decirle a mi admirada amiga Teté que ella será María, más nunca y de ninguna manera puede llegar a ser una "simplemente" algo.

1 comentario:

Jesús Mtz dijo...

Ammm amigas como ellas son las que valen oro, y nos dan dia a dia con su amistad una gran alegria y satisfacion de que no estamos solo como a veces lo pensamos, muy bonito pozt dedicado a Maria.
Un saludo.