domingo, junio 01, 2008

La Soledad

A veces pareciera, que los seres humanos seriamos capaces de cualquier cosa por no estar solos, inclusive, preferimos estar mal acompañados.
Y es que es esa necesidad de saberse en compañía, de tener a ese alguien, de pertenecer a algún grupo, buscar la aceptación, querer sentir que uno forma parte de algo o de alguien.
Por iniciar en alguna etapa, esa búsqueda puede darse desde la mas tierna edad, cuando uno siente que no encaja con el resto de sus seres mas cercanos (familia, amigos, etc) en esos momentos, la conducta resultante puede ser la homogeneidad, pintarse del mismo color y forma para sentir pertenencia, aunque en el proceso borramos nuestro propio color, o apartarse de los otros, con el riesgo de pasar por taciturno o por un triste solitario.
Al irnos involucrando en sociedad, vamos sintiendo cada vez más esa sensacion de pertenecer....¿Es fácil de describir la sensación de ser el último elegido del salón para formar parte de un equipo?, más aún, ¿ Es fácil que se supere? eventualmente si, pero mientras .....como duele.
Igual nos sucede con los amigos y los amores, en cuanto los amigos son amores y los amores deberían de ser los mejores amigos.... en teoría, y no hay exceptisismo en mis letras, más bien experiencias propias y ajenas en donde al no existir una amistad plena al inicio de la relación, al profundizarse ésta, la pasión se torna en el elemento central, la que al irse mitigando nos deja una gran amistad, complicidad, objetivos en común y cariño (no es necesariamente en ese orden), pero cuando no existe esto previamente, al termino de la fase pasionaria no nos va quedando mucho, a veces ni el respeto.
No vayan a pensar mis 7 lectores que estoy deprimida o ando de pesimista, sencillamente estas letras son producto de la observación, aunque bien se dice por ahí, que un pesimista es simplemente un optimista bien informado.
Si tomamos en cuenta lo social, los mexicanos tendemos a formar grupos extremadamente cerrados, satisfacemos nuestra necesidad de pertenencia, de seguridad y de paso de poder emitir opiniones sin que pasen a ser mas que comentarios de grupo, es decir dentro de la muchedumbre ¿Quien puede asegurar conocer la mano que aventó la piedra?
Si tomamos en cuenta lo afectivo, desde la mas corta edad iniciamos relaciones afectivas con el fin de sentirnos "especiales" para alguien, aun cuando dichas relaciones sean efimeras y nos vayan desgranado las emociones cada vez que se terminan; desde lo positivo podemos decir que nada se compara a la emoción que nos deja el inicio de una ilusión, la sabiduría entonces estriba en saber recordar aquello positivo que sentimos al inicio y no quedarnos varados en los dolores del final.
Pensemos en las parejas ya formales, donde existen compromisos y otros seres involucrados, en donde dos que se han querido, y que eventualmente lo siguen haciendo, se pasan la vida dañandose y de paso dejando un legado de rudeza y disfuncionalidad a sus hijos, quienes viviendo ese dolor no desean repetirlo, mas en psicología se menciona que: "Infancia es destino".
Entonces, ¿Donde aterrizamos este cumulo de ideas? según la que escribe en una sencilla persona, el YO.
No podemos amar a nadie si no nos amamos primero, no es posible buscar estar con los demás sólo por no saber estar con uno mismo; no es deseable vivir siendo lo que no somos sólo por ser aceptados o por conservar a alguien con nosotros; imposible decidir compartir vida y experiencias con alguien ajeno a nuestros objetivos de vida y visión del mundo y de lo que deseamos llegar a ser basandonos en la esperanza de que la persona cambiará, las personas no cambian, a menos que exista una razón especifica y fuerte para que el resultado del cambio las incline a afrontar el mismo.
Por tanto, arreglemos nuestros sentimientos internos, aceptemosnos, aprovechemos mejorar por nosotros mismos esas zonas erróneas que eventualmente podríamos superar, y marcar como un pensamiento permanente esta frase del psicólogo Eric Fritz Perlz:
"Yo soy yo, Tú eres Tú. Tú haces lo Tuyo, Yo hago lo Mío. Yo no vine a este mundo para vivir de acuerdo a tus expectativas. Tú no viniste a este mundo para vivir de acuerdo con mis expectativas. Yo hago mi vida, Tú haces la tuya. Si coincidimos, será maravilloso, Si no, no hay nada que hacer".

5 comentarios:

Anónimo dijo...

hola Pango !!! oye tu lees la mente?,lo que escribes me cae como anillo al dedo (tampoco estoy depre,bueno solo un poquito)esa ultima frace del psicologo, es algo que no siempre tomamos en cuenta,hay gente que piensa que si no opinas igual que ella,estas contra ella,y eso me saca de onda,estoy tratando de mejorar esas zonas de riesgo que tengo,pero unas personas te lo hacen TAN dificil,y eso que no estoy depre =) con cariño ANI

mm dijo...

Buscamos no estar solos, y otras, queremos estar solos. Por mi parte, poco he disfrutado mi soledad.
Si me eligen de último para el equipo, ami me vale, ni me lo pienso.
En las relaciones de pareja, de amistades, de trabajo, se pasa por todo; si se sufre, que sea bien sufrido; si se llora, bien llorado. si te enamoras, se sufre antes o después. Goza o no se goza hasta después de padecer.
todo tiene su momento, lo que importa es vivirlo con quien este ahora, si volvemos a coincidir, perfecto!, si no, alguien más estará.
MM

Anónimo dijo...

Si internalizaramos lo que dice esa última frase, nos evitariamos muchos sufrimientos innecesarios, pero creo que nos educan para buscar la aceptación, para depender de otros, no es que sea egocentrica, pero creo que no necesitamos de nadie para ser felices, si nos conocemos a nosotros mismos y aprendemos a buscar nuestra felicidad dentro de nosotros...

Lectora #7

Anónimo dijo...

Hola. Muy de acuerdo en la última frase, hay veces que no siempre lo analizamos, o no queremos analizarlo.. hay veces que se sufre mucho en una relación sobre todo si tu eres el que pone mas de su parte...pero es importante reflexionar y tomar decisiones duras, si hay que sufrir, que sea lo mas pronto posible.....

Anónimo dijo...

Excelente tu pagina web. Sigue asi.
My blog No Quiero Sentir Soledad