domingo, octubre 26, 2008

Fin de un ciclo

Al igual que las series de televisión gringas, las cuales nos dan cierto numero de capitulos de cada programa por temporada para despues regresar en un nuevo ciclo, El Rincón de Pango cierra un ciclo especialmente amable y reconfortante.
El escribir regularmente para aquel que cayera por este sitio y se fuera acostumbrando a regresar, ha significado gratificante para mi espíritu y me obligó -dentro de mis limitaciones- a mantenerme alerta, tratando de abordar temas y sucesos que pudieran atraer, divertir, confortar o hacer reflexionar a quien gustara de estas lineas.
Con el fin de conocer, leer y vivir nuevas experiencias, así como retomar brios, es que me dirijo a mis 9 lectores, con la solicitud de su comprensión y de volver a reencontarnos en una nueva temporada.
Muchos de los que me conocen saben que voy inversa al resto de la humanidad, las series gringas se estrenan en octubre, nos llegan en noviembre y terminan aproximadamente en mayo, poco natural en mi sería entonces el que yo siguiera esos tiempos y no siguiera los propios.
Para todos aquellos que han compartido los momentos y situaciones vertidas en este espacio les agradezco el haberme otorgado algo de lo más preciado de ellos mismos: su tiempo.
Ofrezco la amenaza del regreso.
Pango
p.d. Si eventualmente alguno de mis lectores deseara compartir conmigo algun evento, quedo a su disposición en
pangonz@gmail.com

domingo, octubre 19, 2008

Reporte de la semana

Esta semana he quedado atrapada en tres eventos discordantes entre si, pero que me han dado una perspectiva sobre cada uno de ellos. El encuentro de la selección mexicana de fútbol contra Canadá por el boleto para el hexagonal por el pase al campeonato mundial de Sudáfrica 2010. Dicho evento demostró una vez más el jeroglífico emocional que viven nuestros deportistas cuando juegan fuera del patio de su casa. Verdaderamente nos aferramos a la ilusión de ganar puestos relevantes en lo deportivo cuando no somos una país de deportistas. El que existan algunos mexicanos sobresalientes en el deporte no avala que seamos un país donde se fomente el mismo. Si Jamaica cuenta con alrededor de tres millones de habitantes en condiciones socioeconómicas bajas en su mayoría, ¿que proporción representan sus atletas olímpicos que ganaron en Beijing 2008?, ni mencionar el nivel profesional de su selección nacional de fútbol la cual ya estaba fuera del torneo selectivo, hasta que jugamos los mexicanos contra ellos pero a favor de ellos en Jamaica, ahora están a punto de calificar en un descuido.
En simultáneo a la transmisión del indescifrable juego de los mexicanos desde Edmonton, Canadá, se llevaba a cabo el tercer y último debate de los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos de Norteamerica. En primera instancia debo de admitir, primero que he visto en vivo los 3 de los presidenciables y el único de los vicepresidenciables.
De los primeros puedo decir que uno me da miedo sólo al verlo, está viejo, acartonado y muy nervioso, representa las mismas tendencias que la familia Bush -la cual ha llevado a su nación y al mundo al sitio en que nos encontramos ahora- y siento que no aguantaría ni el primer mes de mandato, pues pareciera que lo remojan en formol apenas no está a la vista de la gente; lo más relevante de él es que es rico -no pudo responder a la pregunta de cuantas casas poseía- y su esposa es mas adinerada que él, por lo cual la suspicacia mexicana del enriquecimiento explicable de nuestros propios políticos no viene al caso.
El otro, el señor Obama es un caso especial, he leído mucho sobre él, más al verlo pareciera una persona la de las biografías y las acciones y otra persona el que habla. Me parece un tanto subjetivo, intangible, como si fuera un holograma. Su misma historia es de película, padre africano, madre blanca originaria de Kansas, media hermana de padre indonesio. Obama crecido en Hawai por sus abuelos maternos es todo un caleidoscopio de culturas e ideas. No dudo de su capacidad, dudo de que no ha sido capaz de demostrarla, de decir: "yo soy éste"; me recuerda un tanto a Jimmy Carter en cuanto a ser una "?" políticamente hablando.
El punto es que se requiere un camino regularmente firme a mediano plazo, y de ser un Jimmy Carter, en cuatro años nos veremos en una situación un tanto peor a la presente.
De los vicepresidenciables, de uno se dice que tiene toda la experiencia politica posible, más no se la ví frente a la curiosa gobernadora de Alaska, la cual representa lo más puro y oscuro de las costumbres norteamericanas; su estrella ha brillado tanto y tan rápido, que puede volverse el petardito más sonoro de su compañero de fórmula.
El tercer evento es la película Juno, a la cual me había resistido pues la temática no me era atractiva, error tremendo, el guión es algo extraordinario, los textos de la protagonista y de los padres de la misma son inteligentes e ingeniosos, especialmente dificiles al tocar un tema sensible de la actualidad juvenil de una manera cálida. La actuación de la protagonista es impecable.
Cuanto daría por dar esos calificativos a nuestra selección nacional de fútbol o a alguno de los candidatos presidenciales del país más cercano a nuestra economía.
Me quedo con el nombre de la pequeña hermana de Juno, Liberty Bell. Nunca le pondría tal nombre a nadie en español, más, que bello significado para un nombre.

domingo, octubre 12, 2008

Identidad y Congruencia

Esta semana me ha sido especialmente difícil expresar mis ideas debido a la falta de una línea conductora de la idea general, ha sido hasta el momento en que he leído la prensa del día, que dos editoriales me han conmovido hasta darme el sentido para conciliar mis ideas.
De principio deseo reconocer que eventualmente en mis clases de etnopsicologia de la sociedad mexicana he mencionado que uno de nuestros símbolos patrios, el himno nacional, me parece belicoso y hasta poco descriptivo del país en su contexo general, es decir, representa solo una pequeñisima parte de lo que somos.

Probablemente debo de reconocer ahora que mi visión ha sido corta con respecto a dicho símbolo nacional y que, en consecuencia a lo que es debe de unirnos con una sola identidad.
En la primera de dichas editoriales, y partiendo del himno, nos indican desde el punto de vista filosófico y teológico las razones que como pueblo debemos de tener para alzarnos de esa bruma en que nos encontramos y a una sola voz decir “ya no más”, dichas palabras deben de venir desde lo individual y el núcleo social que es la familia y sus valores hacia la sociedad en su conjunto, para despertarnos y alzarnos como hermanos con fé, confianza y decisión hacia el objetivo común de volver a tener el control de nuestra sociedad y en consecuencia, de nuestro país.
La segunda editorial - en orden de lectura más no de importancia- nos presenta una serie de conceptos claros, directos, nos indica que debemos estar atentos, focalizados en el objetivo de lo que queremos lograr y posicionarnos para alcanzarlo, con el conocimiento claro de los elementos que lo han provocado, y la disponibilidad para asumir los hechos que se han descubierto para actuar en consecuencia.
Resumiendo, sacar de lo profundo de nuestra identidad como mexicanos y yucatecos -buenos, sensibles, valientes, valiosos, honestos y responsables socialmente- y asumir el papel que nos corresponde para recuperar nuestra identidad, nuestro vivir.
El haber visto y sentido el dolor y miedo de una joven asustada, temerosa por haber vivido una experiencia que nunca debió suceder, me da la fuerza para escribir estas letras, las cuales me permiten mencionar, que la convocatoria expresada en las editoriales mencionadas por una servidora son autoria, ambas, de mujeres valientes y preparadas, ambas religiosas de dos trascendentes comunidades educativas de nuestro medio y que son dirigidas a la sociedad en general, siendo -en mi personal opinión- que sus palabras las debemos de tomar en primera persona las egresadas y actuales alumnas en formación de dichas comunidades, quienes debemos de ocupar el puesto que la sociedad nos reclama como actores del cambio.
Dejemos a las autoridades cumplir su trabajo, pero exijámosles preparación y respeto a los derechos humanos, que sepan que deben de tener sustento sus afirmaciones y si no, que sean removidos de sus cargos, no hay tiempo para esperar a que renuncien, siendo que pareciera estar por demás demostrado, de que carecen de pudor alguno para dejar la responsabilidad a alguien mas preparado y disciplinado, con mas pundonor.
Exigirle a los superiores de dichas autoridades el dejar de promoverse y sentarse a sacar las cuentas de los daños y corregirlos de inmediato, sin estar con las soluciones baratas de los polarizados o los retenes eventuales, los cuales -a saber- en mas de 45 días, aún no han dado resultado alguno; señores míos, la voz de un tenor no puede acallar las verdades cotidianas.
Usemos algunas de tantas páginas a color de las secciones de sociales para poner ahí las fotos (en blanco y negro) de los jueces, ministerios públicos, investigadores y todos los relacionados en la aplicación de la ley y la custodia del orden, que se sepan los resultados de su labor cotidiana de forma quincenal, que se publique, que lo vean y lo lean sus familias.
Gracias a Teresa Ochoa Godoy y a María Rosaura González Casas, quienes, como algunas otras mujeres en la historia, se ponen adelante para decirnos que debemos levantarnos de nuestra zona de confort y ser congruentes.

domingo, octubre 05, 2008

La luz de Plácido desde Chichén Itzá

“Como golondrinas bañadas de luz….se fueron los sueños y las golondrinas se fueron también.”
Escribo estas líneas mientras disfruto las bellas voces de Placido Domingo y Ana María Martínez, nunca unas voces se oyeron tan bellas para mi como con esta canción tan yucateca, tan nuestra. Sé que mi hermana Gladys dirá que Placido Domingo es y canta bello desde que nació, pero este concierto, con o sin permiso del INAH –sin discutir sus razones- ha sido y será de esos momentos que recordaremos por siempre como marco de referencia.
Que orgullo el ser originaria de estas tierras mayas, ser mestizos de grandes culturas y saber vivir con lo mejor de ellas.
Coros y músicos yucatecos, emoción, sensibilidad, sinfonía de sentimientos que ni Chaac quiso perderse.
Amando Manzanero Canche de honrosa estirpe maya, crecido en ese escenario que le era pequeño para tan grande inspiración; Manzanero quien con ojos chispeantes de emoción y sincera alegría, juega complicemente con el tenor al interpretar una de sus entrañables canciones. Armando Manzanero, compositor septuagenario derrochando sencillez y sensibilidad, con la creatividad y la inteligencia de los pobladores mayas de Chichen Itzá.
El majestuoso Castillo erguido con el orgullo, belleza y precisión de la arquitectura maya, que piedra a piedra nos indica algún nuevo misterio, la sublime aportación de la cultura maya al mundo.
Música, canto de un virtuoso español autoproclamado mexicano interpretando: “Granada, Manola cantada en coplas preciosas, no tengo otra cosa que darte que un ramo de rosas”.
Las horas pasan y Placido Domingo pareciera no querer dejar de cantar y pareciera que el alma de Chichén Itzá quisiera que éste momento no tuviera termino.
Sin ningún afán de robar el encanto del momento me pregunto, ¿Quién sugirió ese marichi?
Hubiera agradecido encarecidamente el que se hubiera pedido corear alguna de las canciones yucatecas interpretadas.
Nada tienen que ver para mí, el lamento borracho del abandono, el cansancio del ruego para que la desdichada amada se quede junto al hombre del triste lamento, o del infeliz ser que no tiene trono ni reina pero que se autoproclama ¿el rey?; todos esos gritos y lamentos no tienen relacion insisto, con la belleza y la dulzura del Pájaro Azul que los yucatecos llevamos dentro del alma.
Y si bien Yucatán es parte de México, según mi interpretación del evento, una de las razones del mismo, era la proyeccción de nuestra cultura al mundo, el cual ya conoce los gritos y lamentos del charro, más probablemente agradecería menos mariachi y más Manzanero.
Sin embargo, dicen por ahí, que para que la belleza sea perfecta debe de tener su pequeño grado de imperfección.

miércoles, octubre 01, 2008

Leer para crecer

Gran entusiasmo me causa el que mis fieles lectores se asombren cuando no hay opinón de una servidora en domingo. A veces las situaciones nos impiden cumplir con una actividad que nos gusta y que además nos sirve como catarsis por atender elementos de necesidad imperante.
Mas reconozco que es agradable el que algunos de mis 9 lectores reclamen la falta de un comentario de ésta su humilde aprendiz de escritora, para su lectura dominical.
Entrando en tema, visité la nueva librería que ha llegado a nuestra ciudad, la verdad sea dicha es que Mérida requería una librería como Gandhi, de la cual soy miembro activo desde hace mas de 20 años que es cuando la descubrí en la ciudad de México, a partir de eso en cada ciudad que visito, una de mis primeras actividades es saber si existe en ella una sucursal de Gandhi.
Lamentablemente en la que tenemos ahora no se cuenta con un área de discos y vídeos amplia, sillones pachones y cafetería como en otras ciudades, situaciones que espero vayan corrigiendo a la brevedad.
Algunos de mis lectores se preguntaran ¿Pero si ya teníamos librerías en Mérida?
Pues si y no. Ninguna de ellas se iguala en variedad de títulos, tipos de edición (con lo que varia el precio) y con ediciones regulares (no económicas) a precios accesibles, como lo tenemos ahora; servicio de solicitud de algún título y entrega en pocos días, atención personalizada pero sin presión alguna.
Me encuentro contenta de que uno de mis lugares favoritos haya llegado a nuestra ciudad, el punto aquí es que ya no hay pretexto, acudamos a pasar un buen momento con nuestros hijos, vayamos en grupo de amigos, en familia, hay secciones para todos, títulos variadísimos e interesantes. Reencontrémonos con la lectura a través de un sitio que nos brinda productos y servicio de calidad.
Cabe aclarar, que no tengo contacto personal, acciones o descuento especial alguno en Gandhi, por lo que éste comentario es libre de toda comisión o ventaja para quien escribe. Lo aclaro por aquello de la suspicacia.
En una información que nos proporcionaron la semana pasada de una prueba de lectura aplicada en colegios de nuestro estado, nos encontramos muy buenos resultados, aquí es donde se junta la oportunidad del interes creado, con el material para seguir fomentándolo, regalemos libros, busquemos temas que sea atractivos para a quien van dirigido nuestro obsequio, acostumbrémonos a disponer de parte de nuestros ingresos para comprar aunque sea un libro al mes, al final del año ya tendremos iniciada una pequeña biblioteca.¿Qué obtenemos de leer? Mayor capacidad de concentración, fomento de la creatividad, mayor vocabulario, entre otras competencias personales que requerimos estar fomentando permanentemente.
Formemos círculos de lectura con intercambio de los ejemplares, juntémonos a comentarlos en lugar de estar hablando de cualquier tema intrascendente, o e algunos de los casos de no hablarnos.
La lectura es cultura, pero también es compañía y desarrollo personal. Los libros siempre están ahí esperándonos para ser descubiertos, atrevámonos a conquistarlos.

"Un país cuyos habitantes no leen o leen escaso es más vulnerable al engaño".
Fermín Bocos, Periodista español.