jueves, diciembre 24, 2009

Nochebuena y Navidad

Como todo ahora viene en combo, así el titulo de este mensaje se acomoda a las situaciones, dejando en claro que no incluí Noche Vieja y Año Nuevo porque eso ya sería un exceso hasta para mí.
Queridos lectores, ya no diré cifra de cuantos son, pues no estoy segura si han aumentado o sin van bajando (imagino que por la falta de tiempo por esta época) más a los perseverantes, quiero desearles que la pasen uptothemother, recordando que no son fiestas de dios Baco sin de celebración por el nacimiento de Jesús, que por tanto nos pongamos a tono con una comida sabrosa, pero nada extravagante; con ropa linda pero cómoda, para pasarla bien; estar en familia, con seres que nos quieren y nos aprecian por lo mismo que nosotros los queremos, por aceptarnos tal y como somos mutuamente y querernos precisamente a pesar de eso.
Viendo hacia atrás, creo ser una bendecida, porque por el contrario a lo que creí por mucho tiempo (Tigger), hay tanta gente que me aprecia y me estima y a la que amo con fraterno sentimiento, que sinceramente yo no pertenezco al club de Scoogre, muy por el contrario, festino estas épocas, más reconozco que se me dificulta tanta miel.
Frases y frases que elaboramos los mexicanos cuerdos o con leve borrachera; frases cursis y acarameladas, que no sé si por la diabetes, me caen como un baño de miel en mal momento, y es que si esos de las tarjetas gringas, que tiene una para cada situación, hasta las más impensable, descubrieran cuantas frases rosa mexicano hasta la incomodidad, puede disparar por minuto vía texto celular o vía mail un mexicano en diciembre, les aseguro que nos nombrarían pueblo franquicia y ahora si, a administrar la abundancia como lo decía el gran JO LO PO ( quien no sabe quien es jolopo, es que tiene menos de 45 años, por lo tanto, que no se me preocupe por no saberlo).
Siento que es momento envidiable para que nos pongamos las pilas, usemos nuestro dinerito en bienes indispensables y que se requerían imperantemente, en obsequios significativos, preferiblemente hechos por nosotros mismos (como las galletitas navideñas de mi sobrina Tere); un poco para guardar y un poco para amortiguar todos los impuestos, que cual tsunami, nos vienen encima al grito de entúmaseme aquí.
Dejemos el boato y los licores carísimos, por un buen y mesurado vinillo, grata charla, anécdotas todas, eso si, positivas acerca de los presentes y especialmente sobre los ausentes; alabanzas a quien se sobó el lomo cocinando, en fin, conciencia de poder disfrutar lo que muchos no tienen, pensar en ello, y procurar darle a alguien algo de lo que nos haya hecho falta alguna vez: atención, cariño, paciencia, tiempo de calidad.
Aprovechemos esta época, que para cada religión significa algo, hasta para la que no significa nada, pero que eso si, se toman los días, por aquello de que ya vienen incluidos como derecho sindical, para regalarnos, es decir, darnos en plenitud a los otros, al trabajo, a la sociedad y a nuestro país.
Para que las próximas fiestas tengamos más que celebrar, y mas gente pudiendo hacerlo, y no sólo viendo la publicidad que muestran familias felices; logremos sacarle un poco de felicidad a tanta persona incrédula, sola, abandonada, requerida de lo más indispensable, como lo es el saber que alguien mas piensa en ti y sonríe al recordarte.

jueves, diciembre 17, 2009

Las Laviada

Sé bien que existen muchas personas con el apellido Laviada aquí y por otros lares, que por obviedad los más de por aquí son parientes, por tanto, usan los títulos respectivos de: tíos, primos etc., más para mi, el decir desde mi infancia “Las primas Laviada” se refiere exclusivamente a dos, ambas con nombres que inician con "M", una de ellas sólo por el diminutivo de su nombre legal, con el que por cierto, muy pocos la nombran.
La verdad es que ambas comparten la bondad y generosidad propia de su cuna y de su formación humana, sé que cualquiera diría que eso no tiene chiste, pues crecieron en “familias privilegiadas”, bien, pues si por privilegio entendemos el nacer y crecer dentro de un núcleo familiar unido por los mas altos valores humanos, con una formación en el servicio a los demás, sin perder la simpatía ni los gustos por todo lo agradable , con gran sentido del ser y el deber ser, entonces si, mis amigas son unas privilegiadas. Más recordemos cuantos han crecido en las mismas condiciones y sin embargo son unos impresentables, por lo que, el que ellas sean individualmente seres humanos con mas virtudes que defectos y que sea un placer su compañía, eso, no es cualquier cosa, ni se puede encontrar fácilmente.
Iniciaré con la primera, sólo porque apareció primero en mi entorno, sólo por eso, pues ambas siendo parecidas son completamente diferentes en personalidad. Con ella se puede decir que estudie toda mi vida, primero en un colegio de monjas que dejo de serlo, y obvio cuando eso sucedió, nos encontramos en otro colegio de monjas el que nos aportó tanto para ser lo que ahora somos.

Siempre se distinguió como una persona callada, tímida y sensible, más nunca por ser tonta o poder ser manejada, lo que es conveniente aclarar, pues pareciera que lo primero llevaría a lo segundo.
Su eterna presencia en mi vida me ha dado muchas veces fortaleza y consuelo, es una persona preocupada por los demás, y aún ahora, envuelta en una vorágine de eventos personales y de trabajo, sabe buscarse el tiempo para la palabra amable y siempre compasiva, aunque también severa cuando uno se quiere escurrir de la verdad evidente.
La otra Laviada esa sí, que es otra cosa, llena también de todo lo bueno que ya mencioné, en su carácter trae algo que en el caribe se dice “jícamo”, siempre divertida, con ese cariño simpático, con ese presencia grata que estimula y que cuando se trata de defender, es tremendamente apasionada y sensible.
La M. Laviada II (se que el ponerle el II ya será objeto de que reclame “Que ella siempre es plato de segunda mesa” para mi), apareció en mi vida en la secundaria, recuerdo que las dos primeras semanas de clase no dejaba de observarla pues no podía ser mas opuesta a la otra, sentía que a lo mejor era una mutación divertida dentro de lo que yo conocía.
Todavía recuerdo sus reservas alimenticias de contrabando en pleno retiro espiritual, no me impactó que las llevara, lo que me colapsó fue la cantidad y la variedad, tarros tamaño caguama de cajeta, y que no me invitara,.....bueno sólo a un poco.
Es de respuesta pronta, para lo bueno y para lo no tan bueno, ella es directa, tratando de ser suave.
Desde pequeña ha sabido llevar grandes situaciones, a los que otros probablemente hubiéramos sucumbido con facilidad, más ella es quien es y por tanto no es imaginable que fuera como los demás.
En un selecto grupo le decimos la “Reclamos” porque es experta en reclamar hasta porque no la saludas antes que a otros, lo cual solo es muestra del cariño que siente hacia los demás; sus reclamos son tan simpáticos y oportunos, que confieso que la mayoría de las veces la provoco para conseguir la rápida reclamación y así, conseguir dos cosas: divertirme y relajarme, puesto que ella es incapaz de guardar rencores o sentir encomio por alguien.
Nunca hubiera imaginado escribir estas letras, aunque el cariño profundo y la admiración sincera existen, pero a uno no se le ocurre escribir sobre seres palpables y normales, que son sencillamente buenos y que nos rodean.
Aclaro que este post fue provocado por la “reclamadora”, pues hace unos minutos le llame por vía telefónica para hacerle una pregunta, y como andaba yo un tanto con la batería baja, tuve que sacar mi parte diabólica y provocarla para lograr retomar mi sentido del gusto por la vida, obteniendo inmediatamente el logro de mi objetivo mediante un rápido “reclamo” de la “reclamadora” oficial; fue tan divertido que en ese instante decidí que ustedes mis 9 lectores merecían saber de ese regalo tan grande que poseo: el conocer y ser apreciada por dos mujeres valientes, educadas, sencillas, trabajadoras y afectivas.
Quisiera aclarar que mi amistad no me ciega, sé que tienen, como cualquier ser humano, defectos y malos momentos, impresiones a veces no tan claras, mas sé que tienen más de lo bueno que de esto último, en la vida real encontrar y compartir con personas de esta calidad no es lo mas usual.
Conste que le advertí que lo escribiría y me lo prohibió, logrando en mí esa grata emoción amable y agradable que siempre se percibe en la presencia de ambas, con sus respuestas, su sensibilidad y sencillez que hacen sentir cómodo a cualquiera que las trate, desde el más humilde hasta el más encumbrado.
Así que el reclamo provocó estas letras, que bien a bien vienen a ser un testimonio, una forma de decirles lo que sé que ellas siempre han sabido.
Sirva este mensaje como una declaración de amistad y cariño permanente de mi parte hacia ellas, quienes me han dado cariño, consuelo y sorpresas, tanto a cambio de nada.
Gracias Mimi, gracias Mary.

jueves, diciembre 10, 2009

¡Cómo me gusta diciembre!

El titulo es sencillo, diciembre me gusta y me gusta por muchas razones, válidas y no tanto. Me gusta porque es el termino del año, que aunque ya estoy como para no añorar que terminen, me gusta recordar que hice todo este tiempo y definir si salgo pareja, debiendo o sobrepasada. 
Diré que a pesar que ser un año que termina en impar (esos como que no me gustan tanto) este me gustó, hubo de todo como en botica, ganó lo bueno a lo malo (cómo debe de ser), el trabajo a la flojera y lo amable a lo francamente evitable. Me gusta diciembre porque en teoría, algunos yucatecos como yo, deseamos implorantes que llegue un leve norte que nos permita no sudar con alguna ropita medianamente gruesa, aunque debo de reconocer que hay de los otros yucatecos, cuyo termostato corporal se rige mas bien por el calendario, podemos verlos a 33 grados de temperatura con tremendo suéter o poncho de Chiconcuac, chamarras con peluche y hasta sombreros, pero eso si de chanclas o sandalias, que disque porque es trópico, cuando cualquier ser levemente informado sabe que, en el caso de frío, tapándose la cabeza y los pies uno ya mitiga mas del 60 % del frío, perooooooooo recordemos que esto es Mérida, aquí nada se parece a algo y finalmente tampoco tiene porque parecerse.
Me gusta diciembre porque muchos amigos cumplen en este mes y porque se acerca mi propio cumple el cual yo celebro como funeral de pueblo, con semanas de anticipación y posterioridad, es tanta mi celebración y tan profunda la semejanza con las tradiciones funerarias, que éste año 2010 he pensado regocijarme contratando a un músico de serafina para sentirme acorde a la situación, sólo que en lugar de pagar a la plañideras para que lloren, llamaré al club de mi lectora numero 4 para que se revuelquen a carcajadas, no hay nada mas bello que la risa de un ser humano, de la edad que sea. Me gusta diciembre porque nuestra ciudad se adorna, por lo que podemos salir tranquilamente a “gustar” los foquitos y decir “máre, ojala y se quedara así todo el año”; aunque ese feo reloj del bicentenario, ese el de la fuente de la hamburguesería que afea a la fuente y a cuanto adorno se ponga ahí, por patrio, carnavalesco o decembrino que éste sea, ¿Acaso no pudieron escoger algún sitio más estratégico y menos elitista?
Digo, porque yo creo que los pobladores de la zona del “Macho Cabrío” o de Juan Pablo Segundo también merecen estar al tanto de cuantos segundos nos faltan para festinar lo que en realidad no es nada festinable, una “chan” independencia, creada por unos cuantos, que finalmente después de dos siglos siguen detentando el poder por vía de sus descendientes y alguno que otro agregado. 
Me gusta diciembre porque los niños se ilusionan y con su ilusión, algunos, que nos mantenemos en etapa inicial nos sentimos contagiados y por unos días nos olvidamos de tantos líos, desgracias, carencias e inclusive podemos hasta ayudar a otros mediante una simple acción u objeto necesario, para que, si bien no solucionen sus problemas, cuando menos por unos instantes se sientan felices por ser objeto del cuidado de personas que se organizan para obtener y darles lo indispensable, aunque sea por ser diciembre. 
Me gusta diciembre, porque me da el pretexto completo para tener un árbol natural adentro de mi casa mediante toda una obra de calculo de ingeniería, ya que cada año superándome a mi misma y a los proveedores de árboles, trato de adquirir alguno mas alto que el techo de mi predio y mas ancho que el espacio destinado para sala, espacio que en su uso regular en realidad se utiliza como una especie de área lúdica. 
Me gusta diciembre porque y tratando de no salirse de los lineamientos médicos indicados uno puede zumbarse uno que otro trozo de pavo horneado, espagueti, sandwichón, ensalada de frutas, dulces de almendra y vasos de sidra, sin pensar por dos noches, que eso es un pecado para la diabetes, un atentado a la hipertensión y una oportunidad para más músculo acumulado en reposo. 
Por todo eso y mucho más me gusta diciembre. 
Tratemos de que éste nos sea inolvidable, más por el cariño, los abrazos y los reencuentros, que por las ventas nocturnas, regalos productos de horas enteras de sudor, dolor y lágrimas (por los pies adoloridos y por el estado de cuenta de la tarjeta). 
Nunca el valor del presente podrá representar la estima o el aprecio, sencillamente regalemos eso, aprecio, cariño, compañía, alegría, asertividad y sonrisas; iniciando por nosotros mismos, veámonos al espejo y digámonos cuan bellos somos y que bien nos caemos…..total es diciembre.

viernes, noviembre 27, 2009

Porrazo Divino II

Como todo en la vida, hay su parte buena y otra no tan buena, lo negro y la blanco. Permítanme mis queridos lectores relatarles ahora la fase clínica del Porrazo Divino.
Por puro complejo he desarrollado una amplia aura de dolor, lo que significa que algún dolor por el cual alguien estaría pegando de gritos, una servidora por complejo, se somete a aguantar dolor, llanto y vejaciones.
Es triste reseñar lo siguiente, pero es algo que no puedo dejar de hacer.
Por años la Clínica de Mérida, si, esa que ahora parece una mezcla de clínica, centro de oficinas y mall gringo medio venido a menos, esa clinica fue para mí un espacio de seguridad, amabilidad y buen trato, por toda mi larga vida.
Pasando por aquellos sillones de los años cincuenta, sus ladrillos rosa de variadas formas y colores, según las áreas ampliadas subsecuentes.
Médicos dedicados como los Drs. Navarrete Ruiz del Hoyo y Colomé, médicos humanos y entregados como los Laviada (Eduardo, Antonio, Hugo), incluidos los yernos Navarrete y Rivero; Drs. como Rosado, Escalante, Montero, Rossel, Muñoz padre e hijo, son sólo algunos ejemplos de porqué, ese sitio era para mi, sagrado y seguro.
En el he pasado largas estancias por mis operaciones, sintiéndome atendida y entendida, “salvo los domingos”, en que ponían enfermeras suplentes, por lo que en una ocasión, una de ellas se entercó en darme las medicinas del enfermo del cuarto 15 y al él las del 16 (que era yo), terca ella sólo por no saber entender el numero escrito en el sobrecito donde le dejaban preparadas las medicinas; el 15 operado de vesícula y yo de columna, afortunadamente el cambio de sales, no nos mato, pero insisto, yo si me di cuenta pero me las tuve que tomar bajo protesta; errores así, que quedan en el olvido y liviandad del hoyo negro, en la seguridad de que si uno empeora,
¿Quién pensaría en una confusión medicinal?
Alguien que como yo, ha pasado por 4 mielografias, de
las cuales en sólo una de ellas he sido punzada en la columna en 8 ocasiones seguidas, en menos de 3 horas, para infiltrar liquido de contraste, por un técnico radiólogo inexperto en carnes como las mías; he tratando ser una buena paciente, el día de las punzadas, no emití quejido alguno, limitándome solo a morder la sabana y a que me he ganado la calidad moral de decir, que sé aguantarme el dolor, lo que trae como consecuencia que si uno no estalla en estertores de altos decibeles, entonces, se asume que no te duele y por tanto, no pasa nada, según los efímeros conocimientos médicos de urgencias en dicha clínica.
Marcaré literalmente mi experiencia, con la esperanza de que alguien influyente o interesado en que dicha clínica la mejore no solo de forma, sino de fondo al leer estas líneas, que son escritas con profunda serenidad y p
rofesionalismo de enferma calificada. Puntualmente:
1. Fui recibida por la amable y calida atención de Jorge Navarrete, esposo de mi entrañable amiga Mimí, por lo cual todo fluyó esplendorosamente, silla amplia, traslado a rayos X y petición al especialista de que esperara los resultados, como un favor.
2. En rayos X, ya sin el Dr. Navarrete presente, siendo yo una persona con dos hernias de columna actualmente, con dos operaciones de columna ya pasadas, recién aporreada en el piso, con golpes específicos en el codo izquierdo, rotula derecha y un tirón muscular de espalda que oprimía el ciático, se me indicó subir 2 escalones en una micro escalerilla para saltar a una mesa de rayos X, después de varios intentos, solicité la posibilidad de ser radiografiada en una mesa mas baja, la cual me dijeron que no estaba prendida, pero OK.
Primera pregunta, ¿No pudieron darme un sencillo analgésico antes de someterme a tantos manoseos y empujones?, viendo mi volumen y aclaradas las zonas, ¿No se pudo acaso, encender la maquina baja, a una altura mas accesible para mi, maquina que sólo tardó 10 minutos en estar lista?
3. Terminadas las radiografías y correteando a la radióloga, entró el especialista quien me dijo que no tenia yo nada roto (cosa que yo ya sabía y les había indicado), me preguntó mi peso y si era diabética, a lo que respondí, agregando, por mi propia iniciativa, los otros medicamentos que tomo, quedando el especialista impactado por el primero de ellos, dándose la vuelta mientras se retiraba, oyendo a la distancia lo que trataba yo de decirle: “Tengo hernia hiatal, por favor que sea pura inyección”.
Desapareciendo de mi vista y de mi vida.
4. Apareció nuevamente el amable y agradable doctor Navarrete acompañándome de vuelta a urgencias, en donde fui puesta a la entrada, sentada en la silla de ruedas, siendo que ya lo principal había pasado según yo, pues ya había receta y estaba en espera de ser inyectada, le agradecí su presencia y apoyo, y le pedi que no se siguiera desgastando en la espera.
¡Qué gran error el mío!, desapareciendo el Dr. Navarrete, me dejaron en esa esquina a las puertas de URGENCIAS en espera por dos horas y veinte minutos, tiempo en el que sólo salía y entraba de uno de los consultorios un joven en bata blanca. que no tenia siquiera identificacion o nombre bordado en dicha prenda, quien al preguntarle a la recepcionista sobre la receta del Dr. para mi, me atreví a atraer su atención con el fin de indicarle mis males y los medicamentos prescritos en mi tratamiento regular, e insistí en que tenia yo que ser inyectada, puesto que los desinflamatorios me lastimaban el estomago; aclaro que además contaba yo con la cariñosa y grata compañía de seres cercanos, quienes debían de ir y venir de la caja a la farmacia y de vuelta a URGENCIAS, tantas veces como la recepcionista externa de dicha área lo quiso, con indicaciones confusas, con cara de amargura y mientras platicaba por teléfono en llamada personal, pues sin pudor alguno se podía entender la temática de dichas llamadas, repito usando un telefono del área de URGENCIAS.
5. Al tener las medicinas, uno de mis acompañantes notó que eran pastillas y no inyecciones, haciéndoselo saber tanto a la recepcionista como al aspirante a medico, ese ser humano, flaco translucido y con cara de ser de otra dimensión, que bien podría ser un holograma por su inexistente presencia real, en estado aparente de evasión, el cual respondió: "Que eso es lo que había enviado el especialista y que ni modo"; se le insistió, respondiendo los dos a coro (él y ella), que llamarían a dicho especialista para confirmar o cambiar el medicamento, notarán que omito el nombre del especialista, porque no pasé el tiempo suficiente con él como para saber su calidad medica y humana, siendo que además si sé lo que le indiqué y que no tomó en cuenta e ignoró al hacer la receta, pues dicho medicamente sólo viene en presentación de pastillas, tal sería su prisa en irse ...........o su interés en deshacerse de mi.
6. Después de mucha presión de mis acompañantes, de que pasaban los minutos y las horas, de que yo veía que gente entraba y salía del cuarto del extraterrestre, sin recibir yo atención ni palabra alguna de orientación sobre lo que sucedía, siguiendo en esa incomoda silla en el rincón, me paré y dije con voz calmada pero determinante: que me iba al CEMA, que era paciente subrogada de la UADY, que mi institución siempre pagaba todas sus deudas sin reclamo alguno, que el servicio que me estaban dando era deficiente e inhumano, para voltear y dirigirme a todas las personas presentes diciéndoles: “Miren lo que me sucede a mi, siendo que una institución me respalda, ¿Qué esperan que hagan por ustedes, quienes están haciendo un esfuerzo por pagar un servicio caro y deficiente?”, todos se quedaron viéndose entre si, y me vieron a mi, con sus miradas y lenguaje no verbal indicaban: esta mujer tiene razón.
Pero somos mexicanos, estamos acostumbrados a aceptar, no a detentar nuestros derechos; a extender la mano pidiendo favores, como si no pagaramos el servicio que nos estan dando; a permanecer callados e inmutables ante los atropellos, pues entonces seremos llamados conflictivos, agresivos y groseros, cuando psicologica y humanamente mas grosería y agresión es la que ya había yo recibido: sin tomarme en cuenta por horas, sentada sin pasarme a una cama, mientras se iba y venia por farmacia, caja, llamada al especialista, etc.
7. Hablé por celular frente a la recepcionista, la cual ni se inmutaba, con mi amiga Mimi, con la esperanza de que al oír apellidos como los de grandes médicos que han pasado y dejado sus enseñanzas y vida en dicho sitio, les moviera algo a estos personajes, no logré absolutamente nada, pues sólo estan para hacer la finta de que trabajan, mientras detentan el nombre de la clinica en su uniforme y charlan por telefono, o entran y salen de su cuartito de descanso sin llamar al especialista, total: que la obesa que solo se cayó y no se rompió o quebro nada, se aguante.
8. Llamé a mi Director para informar que me iba al CEMA.
Decidí irme, más ya arrastrandome a mi vehiculo, rodeada de cariñosas manos de apoyo, me frené, y con gran dolor regrese caminando sobre mis propios pasos, pensando en que doy conferencias y clases, donde insto a mis alumnos y publico a cumplir con sus obligaciones y a exigir sus derechos, que debemos hacerlo como ciudadanos para que tengamos un mejor país y una mejor calidad de vida, para respetar y ser respetados; sentía que al irme no estaba siendo congruente, además de que estaba permitiendo que le cobraran a la UADY, un servicio de urgencias, a donde nunca fui admitida; silla de ruedas; rayos X de múltiples placas que no requería; medicinas carísimas que no me servían; consulta de un medico especialista desesperado por irse, que duró sumando todos los tiempos que compartimos menos de 10 minutos; consulta del ser hologramico de urgencias, el cual me oyó por no más de 8 minutos, cuando le expliqué mi medicamentación usual, y que se negó a llamar al especialista para cambiar las tabletas por inyección, hasta que con firmeza pero sin grosería, ni altanería alguna, exigí ser tratada de acuerdo a lo que convenia, como todo ser humano dolido y asustado.
En este país confundimos el caracter con el mal caracter o la grosería, hay que ser pasivos, calladitos, del monton.
Al llegar a ese punto, las personas esperando en urgencias, que llevaban viéndome casi 4 horas ahí, y que con asombro me vieron retornar, movieron las cabezas y murmuaban sonriendomeme, me daban la razón implícitamente; fué el momento en que el extraterrestre salió y le pedí hablar con él en privado en su consultorio, a lo que se negó diciendo “Esta usted alterada y me siento agredido”, le pregunté su nombre y me respondió: “no tengo porque dárselo”, como si esa actitud por sí misma no fuera una agresión; en ese instante apareció,por arte de magia, un medico mayor, que me dijo: “Señora, ya se le ofreció una inyección intramuscular, por favor cálmese y permita que se la apliquen”, le dije: “Calmada estoy, sólo deseo ser tratada como un ser humano, adolorido y asustado, a la que hasta este instante le ofrecen la inyeccion que usted menciona, deseo la atencion equivalente a mis derechos, además de que deseo saber el nombre de este sujeto”, y me respondió: “ pase usted a urgencias, le inyectaran y el es el Dr. Díaz”.
10. Entre a urgencias casi 4 horas después de mi accidente, me recosté en una cama cómoda y suave, vino una amable enfermera que me inyectó, sin dar tiempo a que vinieran de la farmacia con la medicina, por lo cual le pregunte que me estaba aplicando, respondiéndome “la medicina indicada, cuado la traigan se repone”, después me inyecto por segunda vez “un relajante muscular” y me entrego una caja de analgésicos.
A la salida de urgencias, de lado derecho antes de la puerta, hay una pizarra con frases motivadoras y caritativas, como: “Cada vez que me miras y me ignoras es igual que si me abofetearas”, o algo parecido, en eso entraba la recepcionista con la mirada al piso, y le pregunte. ¿Ya leyó usted esto?, inútil, no me respondió.
11. Al salir me esperaba el medico que le dio movimiento a todo, al que le di las gracias, el extraterrestre me dijo: “Espero que se recupere”, no pude evitar quedármele viendo fijamente a los ojos hasta que se perdió en el oscuro recinto de su zona de descanso.
12. Me pregunto: ¿Si llegaba yo con un infarto? Me hubiera muerto. ¿Si mis actuales hernias se complicaban por los movimientos circenses innecesarios de la primera mesa de rayos X? Ellos no eran responsables.
Si una clínica respetada por su calidad medica es en realidad una mascara de inoperancia y de ineficiencia por los segundones medicos y operativos, ¿No debería volverse mejor un taller mecánico? Si no hubiera tenido el apoyo de un medico amable al inicio, de gente amiga y cariñosa que se quedaron a acompañarme y avalar esta aventura, ¿Que hubiera sido de mi, teniendo que ir 4 veces a la caja y 6 a la farmacia?
¿No se pudo ofrecérseme una cama en urgencias, las que estaban vacías según constaté, en lugar de dejarme sentada en una incomosdisima silla de ruedas.
Pido a gritos: ¡Que regresen los sillones de los años cincuenta, los ladrillos rosados, los médicos humanos, las enfermeras experimentadas!.
Por favor, asignen gente preparada y profesional en el área de emergencias, que incluya preparación en sufrimiento humano, a menos que la Clínica de Mérida ya sea un hospital-escuela y como estrategia dejen a los aprendices en urgencias, si es así, avísenlo: En este hospital el área de emergencias es atendido por estudiantes que no tienen responsabilidad alguna sobre sus actos y que tampoco pueden ser identificados por su nombre ante una eventual responsabilidad; así salvo que tenga un uñero, mejor acudo a otro hospital.
Todos estos hechos son literales, a quienes me conocen saben que soy incapaz de mentir en beneficio propio o perjuicio ajeno.
Espero sinceramente que estas letras lleguen a alguien responsable y con autoridad en dicho nosocomio y que tenga el interés, no solo de remodelar lo estructural sino de remodelar el servicio humano y profesionalizarlo.
Con gusto quedo a sus órdenes para ratificar esta versión de la historia, ante quienes así lo deseen, pues quien nada debe, nada teme. Además tengo 3 testigos.
Siendo que en el caso de que investiguen internamente, uno al otro se taparan, como es lo usual, lamentablemente, en estos casos.

Porrazo Divino

Pues bien, que es bueno que uno de vez en vez se vea obligado a bajar al suelo, eso ayuda mucho al ego y a la visión de la vida.


Claro que es de agradecerse que el bajar a esos niveles no sea tan seguido y no traiga consecuencias tales, que nos permitan recuperarnos en unos cuantos días, lo que nos deja parar y bajarnos de la vorágine en la que uno está, o cuando menos, en la que yo estaba, para darle al cuerpo y al espíritu tiempo de descansar y de reflexionar, en medio de moretones y dolor, mas nada que no sea, insisto, remediable y pasajero, lo justo para tomar conciencia.



Y es que estas ultimas semanas simplemente se juntaron o en plena inconciencia permití involucrarme en una serie de actividades que no por ser valiosas, estimulantes y generadoras de ideas, no por eso dejan de ser perjudiciales, cuando uno las impone en calidad de tsunami; olvidé que hay que descansar, que requiero leer algo distinto que no sea para crear mas trabajo o conferencias, incluso, este mismo espacio, ha sido imperdonablemente descuidado, cosa que enmendaré, pues tema hay mucho y vario pinto.

Diré que el porrazo de hecho yo lo pedí, no lo busqué conscientemente, ni mucho menos lo provoqué.

Mi cuerpo me decía ya estas al limite, y, en lugar de organizar mis comidas, horario de descanso, horario de esparcimiento y horario de trabajo, me seguí por la libre, haciendo que mi voluminosa humanidad se descontrolara, reteniendo líquidos, pasando horas y horas sin alimento alguno, sintiendo que la vida se me iba sólo de caminar del estacionamiento a mi oficina.
Esa tarde del miércoles 25 me sentía tan profundamente mal, que apague la luz de mi cubículo, sintiendo un fuerte dolor de cabeza y viendo los pasillos llenos de gente tan querida, implore al Ser Supremo: “Si ya es hora, pues pongámosle nombre al niño; si aún no es hora, detenme, pues no busco la forma de como parar”.

Así que aclaro, Él me empujo, lo suficiente para que me doliera y me pusiera a reposar, más no tanto como para aumentar mi larga lista de males físicos provocados o asumidos con profunda resignación.


De que nos vigila, ya lo comprobé; de que cuando le hablamos con verdadero fervor, en
una inminente necesidad, nos escucha, también es cierto; que cuando lo necesitamos con desesperación acude, es verdad.


Y espero que cuando le agradecí que me haya escuchado, haya quedado mi mensaje grabado en una especie de mensaje de buzón, para oírme cuando tenga tiempo, pues sé que ya está atendiendo a otra persona, pues somos tantos y tan demandantes, que me imagino que su agenda esta repleta y sólo se sale de ella, cuando como yo, le pedimos, “llévame o detenme”.
Gracias Dios.

domingo, noviembre 15, 2009

La Duda II

Comentario final leido en la mesa panel sobre la pelicula ya mencionada.
En lo personal al crecer y educarme en el entorno de un colegio de mojas, preciso y similar al presentado en la película, puedo recordar que la problemática podría no darse en torno de un niño negro, pero si de una compañera de escasos recursos económicos, quien logra ser becada, para así poder egresar de un buen colegio que le permitiera aspirar a entrar a la universidad.
Vivencias en torno a bromas pesadas o ligeras ironias de jóvenes inmaduras sobre la más débil social y económicamente, que me hacian estremecerme tanto, como al recordar, al oír el sermón del padre, con toda emoción a la religiosa que fué mi directora de secundaria, quien pudo haber protagonizado perfectamente por su inflexibilidad a la hermana Aloysius, pero quien tuvo más visión para guiarnos por nuestra tormentosa pubertad y de quien oí por primera y única vez, hasta esta película, la frase de la almohada de plumas; al recordar esa frase, la cual he repetido innumerables veces a mis estudiantes, me encontré con la trascendencia del respeto a la reputación a los demás, no simplemente como enseñanza ejemplificada dentro de la privacidad de un aula de colegio elitista, sino reflejada mas de 30 años después en una película, que nos explota en nuestros propios rostros la amarga realidad de la liviandad eventual con que emitimos juicios de valor sobre la reputación de los demás, por falta de juicio, por deseo de venganza o por simple estupidez.
Nadie en la película tiene toda la razón, ni está totalmente equivocado.
Todos tienen que cambiar y acaban por cambiar.
No hay nada tan absoluto como la pasión de las personas, especialmente por deseo de poder y el poder que da la aparente posesión de la verdad.
Permítanme terminar con un pequeño paso al costado del tema, sólo para contextuar.
Por años se ha cuestionado y se cuestiona en esta facultad, acerca del beneficio y la relevancia de la formación humanística, especialmente del estudio de la ética, insinuando inclusive, que no se puede volver ético a alguien.
Se menciona insitentemente el modelo educativo integral y humanista, mas en los hechos se cuestiona, se frena, no se comprende.
Nosotros, los profesores diferentes, respondemos inevitablemente a nuestros cuestionadores que nada puede cambiar la decisión de una persona, ni su instinto, ni su conducta, menos quitarle su libertad de elección, más es imperante que como universitario, el estudiante del área de negocios, este formado en los hechos y dilemas mas profundamente humanos, para que en la practica de su profesión y en su vida misma, conozca el camino de lo que esta bien y de lo que esta mal, y esté en plenitud de libertad para elegir, y asumir las consecuencias de dicha elección.
Los académicos diferentes, esos locos humanos compañeros de Jaime Sabines, los que compartimos la visión del humanismo como columna vertebral del desarrollo pleno e integral del ser humano, simplemente perseguimos, que mediante la formación humanística se logre que los estudiantes, se cuestionen, reflexionen, acerca de su existencia, acerca de la sociedad y sus retos, y de la participación y responsabilidad, que como universitarios, tienen incuestionablemente.
Pretendemos simplemente enfrentarlos al reto de pensar y sentir, más allá de pretender decirles lo que deberían
pensar y sentir.

La Duda

Comentario hecho como participante de la mesa panel de la proyección de la pelicula con motivo del 48º Aniversario de la FCA UADY.
En contra de mi usual manera espontánea y un tanto peregrina de expresarme, he elegido para esta ocasión leer mis reflexiones acerca esta película, pues lo amplio de las mismas, se ve beneficiado, al tratar de sintetizarlas en estas líneas, para no perderme, ni perderlos, en mis laberintos de meditación y dejar pasar esos pequeños detalles y señales que el argumento nos va dando y demostrando lenta, pero persistentemente durante toda la trama.
Iniciaré confesando que esta película me ha atrapado, ha dejado en mi un impacto que pretendo compartir con ustedes, y promover el intercambio de visiones que nos deja; que este espacio nos permita una critica, pautada y simultanea de temas fundamentales a todos los seres humanos de todos los tiempos, como lo son los conflictos, ya sean: morales, éticos, políticos, de género o raciales.
Cabe aquí aclarar la diferenciación entre la moral y la ética.
Moral es el conjunto de principios, criterios, normas y valores que dirigen nuestro comportamiento.
Ética es la reflexión teórica sobre la moral.
La ética es la encargada de discutir y fundamentar reflexivamente, ese conjunto de principios o normas que constituyen nuestra moral.
Mi primera reflexión se presenta al confrontarme con la realidad de que no podemos estar seguros, con certeza plena, con respecto a nada, por que donde la certeza es inamovible, dogmática, entonces no queda nada, el debate se acaba, la conversación se acalla, sin intercambio de ideas, el ser humano se envuelve en si mismo y se aferra a ese silencio ante lo definitivo, pudiendo quedar insatisfecho, mas no queriendo a la vez confrontarse ni debatirse con otras alternativas posibles, por levedad o por inseguridad, o por deseo de aceptación o por ignorancia.
Por tanto y direccionándome al argumento de la película, podría iniciar mencionando el final, el dolor profundo de una mujer que en búsqueda de la verdad para usarla como poder, se termina quebrando ante la visión retrospectiva de sus actos, donde es conciente del costo de los mismos, no solo para el padre Flynn, sino para su propia conciencia.
No pretendo que mi comentario se vislumbre a la luz de alguna religión en particular, más tampoco pretendo soslayar el hecho de que el tema se desarrolla en una institución religiosa, la que para efectos de mi análisis la considero como cualquier organización, la veo desde un punto de vista jerárquico, con valores intrínsecos y con las formas y maneras de actuación de quienes la conforman; para mi la película no trata relevantemente sobre la Iglesia Católica Apostólica y Romana, pero si la usa como plataforma; en realidad trata de seres humanos y sus principales protagonistas podrían ser cualquier persona, actuando en cualquier situación.
Por “Sobre la vida es Bella”, “El Ciudadano Kane”, “La Naranja Mecánica”, “El Experimento” o la buñuelista “Los Olvidados”, “La Duda” me sedujo por el manejo de las disyuntivas, en donde no todo es tan simple como pareciera: saber si lo hizo o no lo hizo, ¿Quien tiene la culpa?.
La lucha por el poder, en donde todos, personajes y espectadores nos envolvemos y confrontamos nuestras creencias más profundas, mientras frente a nuestros ojos, se lucha con la sentencia y el veredicto, la convicción y la duda.
Nos presenta dilemas como los que nosotros mismos vivimos cada día en todos nuestros entornos.
Si hiciéramos una valoración de el tema central, para mi este sería: la búsqueda de la verdad, por el medio que esté disponible, sea este medio cierto o simulado, con el fin de obtener el mantenimiento de un orden moral, según mi propia interpretación de dicho orden, aún por medio de mi propia interpretación de los hechos; inclusive determinando que esos hechos son la tan ansiada verdad, aunque solo sea una verdad sustentada por mi mente, o bajo mi conciencia, que inconcientemente se aferra a cualquier razón, inclusive a la sin razón, en búsqueda de la verdad, proceso que se basa en el propio poder que yo mismo voy asumiendo frente a los demás, superando inclusive el poder que mi propia posición me da y basándome, en recovecos o medias verdades, para forzar el resultado que pretendo y no el que es.
Es decir, buscar la verdad de forma más instintiva y unipersonal, que bajo el sustento de lo objetivo, con el estandarte de la posibilidad de un daño humano y a las propias instituciones.
La película nos presenta 4 personajes fundamentales que nos marcan y estructuran el panorama:
La Hermana Aloysius, el Padre Flynn, La Herman James y la señora Miller, madre de Donald.
Si los analizáramos individualmente a la luz de sus actos en búsqueda de la verdad y del bien común, e incluso de actos para sobrevivir a las acciones de los otros, podríamos observar que:
La Hermana Aloysius, donde la disciplina, la inflexibilidad son su punto de soporte, pincelando señales de bondad con las Hermanas mayores, más sembrando incertidumbre e inseguridad en la joven Hermana James, privándola de la inocencia y la alegría de la convivencia juvenil, de la compasión e inclusive, induciéndola a la tortura de la incertidumbre.
La Hermana Aloysius aunque pareciera el personaje perverso, es realmente un ser íntimamente atribulado, intrínsecamente bueno, pero con actitudes propias de su momento histórico y vivencial, pues no hay que perder de vista la razón que la llevara, aparentemente a tomar los hábitos, en el momento histórico de la Segunda Guerra Mundial (la lucha del bien contra el mal) y la perdida de su esposo en ella.
Resaltando particularmente la batalla planteada entre lo antiguo y lo nuevo, la Hermana Aloysius y su deseo de preservar valores y objetos como lo que debe “ser”, como el ataque a la utilización del bolígrafo en sustitución de la pluma y la tinta, la confrontan inevitablemente, con la lúdica actitud del Padre Flynn: el tomar demasiado azúcar, el fumar, es decir, la satisfacción versus la abstinencia del placer material.
Pero también los confronta la visión sobre lo que debe ser la relación con los propios estudiantes, la formal y rígida lejanía versus la calidez informal, e inclusive la candida inocencia en el caso de la Hermana James.
El Padre Flynn es en gran parte un producto de principios de los años 60’s al cuestionar las instituciones vigentes, a pesar de que él mismo vive dentro de ese sistema.
Él quiere que sus ideas sobre cómo debe ser la Iglesia sean viables en un mundo en constante cambio, donde se cuestionaba todo lo que fuera institucional: la familia, la religión y hasta el ejército.
Las confrontaciones entre el Padre Flynn y la Hermana Aloysius, donde se pasa de la frenética pasión, a los profundos silencios, que nos permiten interiorizarnos en nuestras propias creencias y emociones, reflexionar.
Al mismo tiempo, los sermones del padre Flynn en misa, precisos y perfectamente dirigidos a aquellos temas que aquejan a la congregación, tomándolos de manera frontal, sin sombra de maquillaje sobre el mensaje, hace que nuestras propias conciencias se remonten a vivencias propias o ajenas.

domingo, noviembre 08, 2009

AVISOS

Este blog se disculpa con sus 9 lectores por la falta de opinión o vivencia compartida esta semana, más la autora del mismo, una servidora, se encuentra ante dos grandes compromisos, los cuales deseo compartir con aquellos de ustedes que lo deseen, tenga tiempo y voluntad.
El próximo jueves 12 de noviembre, dentro del marco del los eventos de aniversario de la Facultad de contaduría y Administración de la UADY, refugio de mis mayores placeres y eventuales pesares, participaré en una mesa panel, previa proyección de la película “La Duda”, en la que comentaremos, panelistas y participantes, todos los aspectos del filme.
La cita es como menciono el jueves 12 de noviembre a las 18:00 horas en la sala audiovisual 1 de la propia facultad, contando con el honor de compartir la mesa con los escritores Carlos Peniche Ponce y Ma. Teresa Mézquita Méndez, ambos profesores del área de Humanidades de la propia facultad y cuya reconocida calidad cultural y personal nos aportarán ciertamente, una gran visión sobre los tiempos y contextos de dicha película, enmarcada dentro del campo de la moral y las acciones humanas.
Así mismo, y con gran alegría he sido invitada a participar por segunda ocasión con la Universidad Mesoamericana, en donde disertare sobre el tema “Que nos ha dejado la Crisis: ¿En que nos hemos equivocado los mexicanos?”
Por lo cual, queridos lectores, tema hay y aquí me estoy debatiendo entre la duda y lo que hemos hecho, con conciencia e inconcientemente, para estar como estamos en este país.
Espero verlos, si no, después no digan que no se los advertí.

miércoles, octubre 28, 2009

Reflexionando

Compartir la vida, las emociones y las opiniones abiertamente con los demás, con cualquiera que pase por este rincón, el cual simplemente es un especio intimo, para relajarse, escribiendo sobre lo que pienso o siento en momentos determinados, sobre este o aquel tema.
Nunca acabo de sorprenderme, primero de la existencia del blog mismo, porque al terminar de escribir el post e ilustrarlo con una imagen (lo cual me lleva como 315 correcciones) me sorprendo a mi misma leyendo y releyéndolo, como si fuera algo escrito por otra persona, tardo en creerme que fue producto mio.
Después me sorprende cuando alguien deja un comentario, siempre me entra el nervio sobre lo que dirán, y aunque hasta ahora he tenido una feliz experiencia sobre lo que mis lectores opinan, la emoción de que alguien se tome el trabajo de leerme y además de expresarme lo que la lectura le aportó es algo de agradecer.
Eventualmente dos o tres personas, las mismas siempre, me dicen, "¡Vaya! ¿Cuál es tu asombro? Si escribes bien y rápido", lo cual no deja de ser un cumplido, más no por falsa humildad debo declarar, como lo hago cuando insisten en el tema, para mi no es fácil escribir, me tardo, me evalúo, me replanteo, lo pongo, lo quito, lo reescribo y ya publicado, aún así lo vuelvo a modificar en varias ocasiones.
Es una acción más de catarsis y de gran paciencia, que de habilidad.
No puedo negar que por mucho que lo insisto, no logro que se me crea, pero lo que si sé es que ha funcionado, que algunas personas se ven reflejadas o reflexionan sobre situaciones o emociones que leen en este espacio.
Sé que yo he sido la ganona en esta aventura, puesto que es mucho más lo que he recibido que lo que aporto.
Pensando en eso, me planteé cuantas cosas podríamos hacer con las cuales uno se siente mejor y a la vez, queriendo y no, puede estar haciendo algo por otra persona.
Este post tiene cierta continuidad con el inmediato anterior, pues aún sigo compartiendo con la soledad y la incomprensión que han sentido algunas personas, mas también escribo estas letras con gran alegría pues veo como ellos han ido modificando su imagen ante si mismos y se han dado cuenta que la vida es una sucesión de etapas, algunas maravillosas y otras francamente horribles que parecen interminables, el reto es pasar unas y otras con la misma serenidad, lo positivo como lo negativo debe dejarnos algo de aprendizaje, para que ambos sean positivos.
¿Positivo algo que me ha dado dolor, resentimiento e impotencia? ¡Claro que si!, todo es un permanente aprendizaje siempre que lo asumamos con la misma visión serena y objetiva, ese el reto.
La alegría hay que exprimirla, para que nos dure y aún al paso del tiempo, el recuerdo de ese momento nos force a bosquejar una sonrisa intima.
El dolor, la derrota, hay que exprimirlos al máximo, para aprender que lo ha causado, cuanto de ello ha sido originado por nosotros mismos y con ello procurar, dentro de aquello que esta bajo nuestro control, que no se repita, más si aún controlando lo que nos corresponde volviéramos a pasar por lo mismo, debiéramos entonces examinar más razones y causas fuera de nuestro control que nos lleven a buscarle alguna solución, bajo nuestro control, para lograr que no se repita, volverla aprendizaje.
Probablemente la situación nos obligue a alejarnos de personas o situaciones que no son lo mas adecuado para nosotros, para lo que somos y lo que deseamos ser, probablemente esa influencia externa puede hasta ir revestida de un estilo extraño de cariño, no por maldad, pero nos dañan, o simplemente desean que seamos lo que no somos, ni queremos ser.
La primera vez que algo nos conmueva negativamente por alguna acción de otra persona "de buena intención", la culpa podría ser la sorpresa, lo inesperado, pero la segunda necesariamente será compartida y la tercera definitivamente es un reflejo innegable de que deseamos aferrarnos a situaciones o personas que debemos dejar atrás, o bien asumirlo y resignarnos a ser lo que no somos y sufrir entre ser o no ser, he ahí la cuestión.

sábado, octubre 24, 2009

Corazón Salvaje y Soldadito de Palo: ¿Quien podrá defendernos?

Contra mi costumbre, inicio este post en viernes, o mas bien a la 1.27 am del sábado, que para efectos de mi mente sigue siendo viernes, y es que el animal nocturno que vive en mi me mueve en estos horarios a escribir y a otras actividades no tan claras o mencionables, no por indebidas, sino por extravagantes como por ejemplo (por aquello de la imaginación) tocar mi Guitar Hero, los que pensaron algo tortuoso ...... se fastidiaron, porque como buena niña de clase media, producto de colegio religioso, antes morir que pecar. Lo cual no deseo que se tome como un baño de pureza, debido a que soy un ser silvestre, algo peregrino y pecadora promedio, con el leve detalle de que mis pecados, por su perfil, no son propios de estos horarios.
Despues de lo anterior, procedo a declarar que ahora si, lo han logrado, no sólo me encuetro perdida en la danza de los números, sino que además creo que la clase politica (que si hablaramos en terminos de aviación serían como de cuarta clase, o sea parte de la cola del avión, sin derecho a Coca Cola).
Que cara dura, que desverguenza, sinceramente encuentro varios términos exactos para aplicarles, más me he propuesto cuidar mi lenguaje, por lo que diré sencillamente, que me tienen podrida, harta, nauseosa y boqui abierta.
Miren que a mi edad ya he visto y vivido de política un buen, pero lo actual: deudas y gastos en comunicación, relojes regalados a conductores de televisión, blusitas diseñadas por Adolfo, directamente de la madre patria, pibes a los medios de comunicacion del DF que los reciben dandole "las gracias, por enviar el tamal", eso mis queridos lectores, eso, es no tener ni madre ni patria.
Pero no nos quedemos ahí, nuestro querido alcalde sigue como soldado en términos de “firmes” y en términos de fuego y acero con "SU" esposa a lado en todo momento y en todo lugar, yo no recuerdo haberla visto como candidata adjunta a la hora de marcar en la boleta de votación, más igual que si era en pareja y se nos ofrecían al dos por uno, pues no nos hicieron favor alguno, porque "juntos por la calle, NO SON MUCHO MAS QUE DOS", pero que funcionan como una mitad muy solitaria.
Y es que el escándalo no es que no lo deje ser alcalde a el solo, ni a sol ni a sombra, el escándalo está en que él no cambia la cara de perturbación permanente, y eso que el sumidero aún no se destapa, la detenida aún no habla, no creo que siga sin hacerlo por mucho tiempo.
Lo que si no deja de asombrarme es la facilidad de chequera con que muchas personas renombradamente profesionales, empresarios o simplemente gente con dinero, puede darle a alguien un capital, sin mayores pruebas documentales o bienes que soporten lo financieramente en juego, es raro, muy raro, que alguien me pida dinero y yo sin medio legal de por medio lo entregue, salvo......claro......que esté pero muy seguro de que alguien con poder e influecia, mucho más amplia y poderosa que esta señorita a quien no conozco, ni creo que conoceré porque no soy de sus circulos sociales ni laborables, haya podido tener en este periodo municipal.
Debo de reconocer que cuando me dijeron quien estaba detrás del evento, al que yo asistia esa noche de diciembre de 2008, mi rápida deducción me llevo a la zona del corazón que late por la población de nuestro estado, nunca imaginé que viniera del rumbo de la oficina del alcalde, el cual según entiendo, es responsable del personal que llama a formar parte de su grupo de trabajo, como todo lider que forma su equipo.
No por menos importante lo dejo al final, me refiero lo relativo al jaloneo de la reforma fiscal que está en discusión y negociación partidista y que no tiene nada que ver con la que propuso el voluminoso Carstens y que Felipe el cada vez más breve (¿Notan como que se nos está encogiendo día a día?, ¿O solo lo noto yo?).
Mala era la propuesta, peor la que determinaron los diputados, y es que mirandolo bien es razonable el resultado pues los únicos mas o menos con experiencia y algo de alfabetización de entre nuestros representantes de la camara baja sólo están dándose de patadas entre ellos, jalando para su correa.
Señores, ¿Gravar, gravar y gravar?, lo que necesita un país como el nuestro y que conste que no me quejo de la cerveza pues aunque no la consumo, y no por falta de ganas, es un bien que económicamente se denominaría inelástico, pues la cerveza cueste lo que cueste no disminuirá un mililitro su consumo, como tampoco conozco a un fumador que diga consumiré 4 cigarros menos al día porque mi vicio es gravado con más impuesto.
Mis queridos lectores no contadores el IEPES es un impuesto especial que grava ciertos bienes de consumo u /o uso que sinceramente no tienen un parámetro común o una línea clara y congruente, cuando el gobierno requiere dinero, antes de pensar de donde debe de dejar de gastar y CUMPLIRLO, mejor busca de donde sacarlo, especialmente de impuestos ocultos.
Que se grave la cerveza, los cigarros, los refrescos, pero señores hay cosas como la gasolina o la energía eléctrica que ya no pueden seguir cargando con los gastos de todo un pais conteniendo en su precio más de un 50% de puro impuesto.
Ya no sé para donde voltear, observo, y muy a la mexicana, la gente sigue entre absorta o ciega, hasta dicen: "mira mejor gasto ahora porque con lo que viene..." y se enredan con compras de tarjetas que ofrecen 18 o 24 meses sin intereses, que les cobrarán el primer pago a partir de enero del 2010
¿So?, cuando llega la cuenta, toman conciencia de que la suma de las múltiples "oportunidades" que aprovecharon a meses sin intereses, ya en conjunto, los pagos mensuales rebasan, y por mucho, la capacidad de pago, sumados a los nuevos impuestos directos como aumentar al 30% de ISR o el IVA al 16%, junto con los aumentos en gasolina, autotransporte, etc.,
Y sin embargo se mueve, como diría Galileo, los representantes legislativos de este país tienen sueldos y prestaciones que ya quisiera un ciudadano común, siquiera por un día, como si uno fuera scout.
Porque eso si les digo, afortunadamente ya soy mayor y medio discapacitada, porque si tuviera 35 años menos y pudiera entrar a los scouts, logrando que me nombraran para un cargo publico por un día, ¡Dios!, no se la acababan.
Más esos son sueños guajiros, como que mañana vendrá un buen candidato/a de algún partido, el que sea, pero con ganas de ser honesto, eficiente, emprendedor y con una anatomía por los bajos, suficientemente proporcionada como para no rajarse.
Como veo las cosas, los varones no nos están dando la talla y las mujeres pues como que se nos atontan con la altura, aunque en realidad las que están en esos niveles, salvo honradas excepciones como mi admirada mártir Josefina Vázquez Mota, ya estaban medio tontas desde antes, por lo que el llegar, más fue un premio a su tontería, que por su capacidad, lo cual puedo demostrar caso por caso, a quien corresponda.
En fin, que como últimamente me he sentido como que la vida se me va, probablemente siento en consecuencia que México se nos va de entre las manos y que todo este uptothemother es un mal sueño, mala noche de una mujer de mediana edad afectada por los sopores propios de la misma.

p.d. ¿Será que habrá todavía gente sin memoria y sin dignidad que asista a un descabellado evento como el concierto de Sarah Brightman en Chichén Itzá?
¿Qué nos falta por arrendar para eventos pseudo turísticos, banquetes, bautizos , quince años, bodas civiles o religiosas después de Chichen, el Convento de Izamal y la Catedral?
Nuestra catedral, la cual es reconocida mundialmente como la primera catedral de America edificada en tierra firme, y que fué humillada y vejada por una turba de televisos de la ola roja y gran corazón, que salvo hacerse pipí en uno de los rinconcitos o pintar de blanco al Cristo negro, hicieron literalmente LO QUE SE LES VINO EN GANA.

domingo, octubre 18, 2009

El Dolor del Alma

Cuando creo que ya casi entendiendo la vida ésta viene y me dice “¿Pos´que piensas? Y ¡Zaz! Me reubica.
Sé que los post del alma o de la humanidad no atraen tanto como aquellos de los bancos mercachifles o los del gobierno con sus bellezas evolutivas dia a dia, camionetas nuevas y esposos sometidos por sus damas.

Creo que es saludable hacer una alto y fijarnos en nuestro entorno, ver a los otros seres humanos que nos rodean día a día y que probablemente se preguntan a si mismos: “¿Hoy alguien pensará en mi?” “¿Hoy alguien me saludará con gusto?”
Aquí mis lectores dirán: “Pango está depre”, pues no.
Se me brindó la oportunidad de detener unas horas de mi vida para observar y escuchar con el alma, la vida de otra persona, joven, saludable, inteligente, pero enferma del cáncer del siglo XXI: la soledad, la incomprensión, la necesidad de pertenecer a pesar ser rechazada.
Cuando uno oye historias de vida, en donde ve a jóvenes llorar de arrepentimiento y siente su dolor, es imposible no sensibilizarse y tratar de hacer cualquier cosa con tal de que ese ser humano se entere de que es valioso por la única razón de que existe.
Y como ya lo comentaba hace unos 37 post, la soledad y el ser diferente a los demás marcan, duelen, la herida es de tal profundidad que la cicatriz tarda en llegar a formarse de adentro hacia afuera.
¿Cómo podemos llegar a ser tan insensibles?
¿Qué asignatura académica se debe de inventar para lograr que las personas nos preocupemos por no herir ni con la mirada, o con un gesto, mucho menos de palabra a otro ser humano?
¿Cómo se enseña lo aparentemente imposible?
Pareciera que estamos destinados a dañar, aunque luego nos escondamos bajo la excusa de la “buena intensión”, que bien que aplana el camino al infierno.
Queridos lectores, esta semana sentí la tristeza ajena, el deseo de pertenecer y el rechazo relativo, la soledad consecuente; visualicé que con unas horas de mi tiempo, un abrazo y escuchar, sentirse en el lugar del otro y sentir lo que el otro siente, esas sencillas acciones eran algo esencial para calmar tanto dolor, sacar una sonrisa esperanzadora, gestos tan humanamente tan elementales que hasta rabia me dio.
¿Por qué la rabia?
Porque en realidad es tan fácil tomarse el tiempo de nuestra vida tan agendada para abrirse en mente y alma, y así permitirnos sentir la necesidad del otro, que éste perciba que uno está, que probablemente no nos conozcamos, más no es necesario el conocimiento medido en horas, días o años para tratar de evitarle el dolor lacerante que confunde y pierde.
Y después de esta reflexión, invito a aquellos que hayan leído hasta este punto, a que me acompañen en una nueva propuesta:
Que a todos aquellos que nos rodean, los conozcamos o no, les regalemos una sonrisa, aunque sea una sonrisa medio apurada, algún simple gesto que les brinde a los otros la posibilidad de saber que alguien les sonrió este día, que los vio a los ojos y que logre, posiblemente, que se sientan con la confianza, y se animen a buscar la oportunidad de ir y decirnos: “Hola, ¿Tienes tiempo para mi?” y nosotros comprometernos a darnos en tiempo y compasión.

domingo, octubre 11, 2009

“De Ti Para Mí, De Mí Para TI”

En la infancia uno se hace de amigos imaginarios; otras veces se imagina y hasta disfruta de ser amigo de alguien real, a quien admira y por quien se siente seducido ya sea por la personalidad, el carisma o alguna habilidad especial, aunque ese ser apenas nos note.
No puedo negar que tuve muchos amigos imaginarios, más también he tenido el privilegio de conocer y compartir a través de casi 40 años con María Medina, desde que era Gladys Medina, la líder y primera voz de la rondalla de aquel colegio que me ha dado tanto, mucho más que formación académica y humana.
Ella era para mí el prototipo de la irreverencia, la capacidad para tener las cosas bajo su control e imponer su liderazgo entre la chispa y la carcajada inesperada, o por la súbita llama fulgurante de su mirada.
Adoro la música, más no he sido dotada de la mas minima capacidad musical, por lo que el compartir la rondalla con ella, lo sentía como un privilegio, especialmente al ser asignada a “su espacio” en la zona de la primera voz; la monja que nos dirigía, ante mi falta de talento el cual era compensado por un alto nivel de entusiasmo, me dio unas claves y una pandereta y me declaró como la percusionista, lo cual entre tanta guitarra y una solitaria mandolina me hizo sentir casi en el cielo.
Los ensayos eran regidos por la agenda escolar y los tiempos “de la Medina” quien iba y venia, mientras nosotros estábamos en pausa.
Un día Gladys partió a enamorar otras tierras y apareció en la pantalla de la televisión como María Medina “La Voz del Heraldo”, de ahí al Festival de la OTI, donde año a año era un referente. La admiración me llevaba a tratar de seguir sus pasos y triunfos por medio de las noticias que recibían las hermanas de mis amigas (compañeras de ella); uno de mis grandes triunfos fue conseguir un póster autografiado de aquel disco inicial donde nos declaraba: SIMPLEMENTE TE QUIERO.
No había letra cantada por ella que no me supiera, ni canción interpretada en el festival que yo no considerara la ganadora de ese año. Sufría todas las etapas, hasta llegué a ahorrar durante meses, para llegar al Teatro de la Ciudad en el D.F. el año que según, yo era impensable que no ganara, y no sucedió.
Largo fue el camino a ese triunfo, donde sencillamente me dí cuenta que todo lo anterior solo había sido simplemente un COMPAS DE ESPERA para llegar con esa canción al primer lugar.
El tiempo ha sido su cómplice, ella ha sido su propia VICTIMA O LADRON, más ha sido compensada con esta madura pasión desbordante, que tanto disfrutamos sus admiradores y amigos.
Su voz atrapa y transporta mediante la emoción, al sentimiento más profundo, a la fuerza y a la ternura, ya sea que nos cante “Mano con Mano” o un popurrí de Gabilondo Soler.
Mi admiración adolescente ha sido compensada por una amistad, que con los años sigue siendo abonada por la interminable calidad humana y profundidad de sentimiento que emana de ella.
Hoy he visto a María ser dueña y señora una vez más del escenario, sabe pisarlo y lo hace con temple, reta a la luz y su voz acalla la orquesta y los coros; es ella sencillamente ella, quien en plena emoción dice lo que siente o lo que le sucede en el momento en el alma.
Como todo lo bello, uno no quisiera que se acabara, no se deseaba el final de ese romance entre ella y nosotros, su publico, ninguno de los presentes deseábamos dejar ese majestuoso teatro que hoy se brindó así mismo para ser marco de tan emocionante momento, intimo, tan lleno de detalles.
María la voz, el alma, la chispa, la frase inesperada.
Hoy celebramos tus años de trayectoria, la cual como la de todos los grandes, se hace día a día, y que como la de TODA MUJER que se marca así misma el paso, para no rendirse en busca de la presentación perfecta, impecable.
María la ternura y el carácter, la pasión y la alegría, la formal y la humana.
Hoy sé que desde el cielo te han visto, que han sentido orgullo de cuan bello HAS HONRADO LA VIDA.



domingo, octubre 04, 2009

............¡Mta!........

Hay dias y dias, es decir, de esos dias en que uno se pregunta: ¿Qué es lo que me pasa que hasta el aliento me pesa?
Y es que difícilmente no se puede evitar quedar, mínimo desencantado de lo que la clase política local y nacional nos esta recetando.
Los prestamos van y vienen, las cifras de los mismos dan miedo, ya no se ni cuanto debemos cada mexicano per capita y cada yucateco en particular.
Solo sé que mis alumnos cada día se ven más confrontados a la realidad del autoempleo, lo cual “per se” no es dañino, más como no han sido educados para ello es casi tragicómico y desesperanzador, de hecho los pocos que se dedican a poner un negocito no hacen un análisis de las necesidades por satisfacer o mal satisfechas, de la capacidad para lograr crear negocio, tanto económicamente como en preparación sobre el tema. Simplemente dicen taquitos, hot –dogs, venta por catalogo.
Si vamos por nuestra hermosa Mérida, nos damos cuenta que la comida es el negocio mas socorrido, el comercio el oficio institucional del empresariado yucateco.
No niego que haya industria ¿Que producimos y a qué nivel?
Contemos los muertos: henequén, naranja dulce, consecuentemente quiebra de la juguera; miel que antes exportabamos; quesos Peregrina; comida enlatada, por decir algunos de los proyectos que han pasado a mejor vida.
Tenemos cientos de kilometros de costa, más ¿Cuantas veces a la semana consumimos pescado en nuestra mesa?, ¿Qué infraestructura pesquera tenemos? ¿Cual serà nuestro plan a mediano plazo de producciòn agricola, porcícola, ganadera, lechera?
Ese fue tema de análisis en el aula esta semana y me impacta la cortedad de visión de nuestra propia gente que no desea ver lo evidente. Y es que ahora pareciera que tener carácter es tener mal humor, hacer análisis por medio del debate, es pelear, y sugerir que la economía actual es resultado de la flojera mental y apatía física colectiva, de no estar atentos a quienes llegan a los cargos públicos y vigilarlos, señalarlos y más aún no reelegirlos.
Percibo que la mayoría de nuestra sociedad se siente ajena, más me cuestiono que piensan cuándo les llega el recibo de la luz, cuando llenan el tanque con gasolina o se suben a uno de esos infestos autobuses de la Alianza de Camioneros vivales y coluditos, insisto, cuando eso sucede ¿Quién creen que es el responsable de que estemos así?
Una alumna me decía: “Es que hemos querido desarrollar esta idea , pero no hay apoyo del gobierno”, me quedé viéndola y el solo sugerirle que tomáramos al gobierno como lo que es un proveedor y coordinador de los servicios indispensables: vigilancia, la prevención en salud, distribución equitativa de la hacienda pública y fuente de desarrollo social y económico, y no como el gran mago resolutor de todos los problemas y posibilidades, que sus funciones generales deberían ser las de todo gobierno desarrollado, pero con esta clase política deplorable con la que cohabitamos, es difícil llegar a algo, especialmente si no queremos comprometernos, involucrarnos.
No creo en los partidos politicos actuales y sus ideologías, eso hace tiempo que lo superé, más sinceramente me quedaba con el compromiso de las personas, en lo individual, ahora ya ni eso.
Felipe "El Breve", de tanto darle y darle a "su verdá", ya hasta se la cree y consecuentemente asume que nos convenció, siendo además que increíblemente ha sido elegido uno políticos con mayor liderazgo en América, lo cual solo me indica la falta de liderazgo en el que vivimos.
Nuestro catarrito económico se volvió Influenza.
Que decir de un estado como el nuestro en donde los números no nos cuadran ni con ajustes de todos los modos y tonos, triste función para quien en nuestro estado tiene que dar la cara para justificar lo injustificable y para apurar la llegada del dinero como si fuera agua indispensable para apagar un incendio interno y externo.
Me abruma cuando los miembros del revolucionario se quieren nuevamente insitucionalizar en nuestra alcaldía y lo que me da taquicardia es que los personajes que son promovidos no tienen experiencia mas que genética, lo cual no garantiza nada, o por el contrario nos garantiza regresar a tiempos oscuros que ya vislumbramos en carne viva estos días.
Loa de la acción siguen pateandose e insultandose, viviendo de glorias pasadas o coludiendose con quien o lo que sea con tal de seguir a disposición de quien salga.
¿Cuál es la formula para estimular la participación ciudadana y tomar el control en nuestras manos?
¿Qué necesita sucedernos para que como sencillos ciudadanos nos indignemos al grado de salir de nuestra zona de confort?
Leía el periódico local de mayor circulaciòn certificada y me quedé nauseosa de que el Grupo Megamedia (¿Me pregunto si se revolcará en su tumba su fundador?) reuna a ex panistas renegados, ex panistas colaboracionistas, panistas desvergonzados y panistas fríos como un pescado.
Tal cual nuestro actual alcalde, el cual definitivamente no ha dado la talla, pues no basta ser una buena persona, alguien que se ha superado y hasta titulo profesional detenta, es necesario asumir el compromiso, creo que en su caso aún no se da cuenta de
cual es su trabajo, si la alcaldía, darse de patadas con los miembros de su cabildo o su partido político, con la triste realidad de que su tan evocada hiperactividad no ha servido más que como referencia, eso si, muy puesto para la foto siempre, pero siempre acompañado de la señora, la cual creo va cargando el oxigeno.
Cuanto le agradaríamos al ingeniero que se quedara más en su oficina a supervisar a sus subordinados.Uno tiene su "Caso Flores" y la otra autoridad local ni con ábaco puede decirnos como pasamos de un Plácido Domingo a una tormentoso lunes.
Mientras, uno día a día, ve más locales con anuncios de “se renta o se vende”, más personas vendiendo dulces por las calles o ofreciendo sus servicios “de lo que sea”, estudiantes soñando con un titulo profesional que les dará dinero y gloria, pero que su caligrafía y ortografía es digna de un concurso africano
Mis 4 lectores oficiales y mis 5 informales o eventuales se dirán: “Pango está molesta”, pues fíjense que no, Pango está indignada, preocupada, inconforme y con ganas de encontrar a alguien que se decida a poner el orden a este uptothemother.
Me comprometo a apoyar sin limite una causa asertiva, directa, pronta e independiente de cualquier prebenda.

martes, septiembre 15, 2009

Nuestra Independencia 2009

Releyendo mi post del año pasado relativo a esta festiva celebración nacional, en la cual todavía no encuentro que es lo que celebramos, debido a que somos mas dependientes que nunca, si bien no de España, si de la clase política de nuestro país que esta haciendo con la economía y consecuentemente con nosotros lo que se le viene en gana en búsqueda exclusiva de sus propios intereses que por no encontrar un calificativo menos fuerte les denomino INDIGNOS.
Mas quiero ser honesta, la clase política de nuestro país ha llegado a serlo gracias a
una gran clase temerosa y convenenciera en la cual estamos incluidos la gran mayoría de los mexicanos que pudiendo actuar y con conocimientos académicos, nos quedamos en la zona de confort y de “minoridia”, es decir padecer de no tener la menor idea de lo que pase, pero eso si bosquejamos lo que nos afecta para no confrontar asl sistema o sin alzar la voz y decir, hasta aquí cantaste Nicanor, se te acabo el mariachi.
Y es que para celebrar este 15 de septiembre lo he iniciado viendo por TV (de paga, “Propuesta de 4% de impuesto adicional”, determinado si, por los del Club de Hinchemos nuestros Bolsillos a cuenta de México).
Vi en toda su majestuosa persona tamaño cinemascope, al Dr. Carstens, Secretario de Hacienda, no lo vi retorcerse ni inmutarse ni incinuar gesto alguno, ni alterar su voz al hablar y hablar de lo mismo, casi como en susurro, mientras lo increpaban, le debatían y hasta lo insultaban, con poco esfuerzo, el cual era, sin embargo mayor, que el que él tenia, con esa carita de querubín de talco Mennen olor gaviota partida, el Dr,Carstens seguía diciendo y diciendo, recibiendo tarjetitas de sus apurados asesores y consejeros, que trepados y sentaditos detras de tan imponente figura, situados en la máxima tribuna del país, buscaban frases congruentes para ese hombre tan bien alimentado que afortunadamente no ha recurrido a la ya mexicanisima frase de: “apretémonos el cinturón”, puesto que por ser de su mismo tamaño asumo que el, como yo, no puede usar cinturón alguno, mas bien elastiquito o en su masculino caso, tirantes, que espero le apreten su zona sur corpórea, para ver si así reacciona.
Dicho todo lo anterior, después de desahogar mis bajas pasiones acerca de ese gran hombre de pesadas intensiones, procedo a un análisis mas racional, si es posible.
Sabina Berman la gran periodista mexicana le pregunto astutamente a Jesús Silva Herzog Flores ex de Hacienda, ex de Turismo, etc... directamente le disparó.: “¿Que hemos hecho mal en México?”o mejor aún “¿Que han hecho bien los otros países?”, la cara de Silva Herzog se volvió un poema, no sabia si ser congruente con sus conocimientos o ser congruente con el sistema que lo ha cobijado, finalmente no dijo nada, se revolvió y Sabina le perdonó la vida increíblemente.
Y es que si volteamos a ver a Brasil con Lula y su nula preparación académica y roce internacional, hasta con dedos de menos en una mano, Lula la está haciendo my bien para regocijo de los brasileños, y de ser nuestro hermano pequeño, ahora le vamos a pedir consejo a Petrobras, y va directamente Calderón el Breve, es decir no cualquiera.
Silva Herzog nos afirma que al final de éste año México será el país más afectado en su PIB de un -10.4% sólo arriba de Haití…..SI…..HAITÍ el país más pobre de América.
Si los gestores legislativos de éste país se autodeterminan, como lo han propuesto, un aumento de un 10% en dietas directas, indirectas y otras prestaciones y con esto, el famoso pacto de que nadie ganaría por sobre el sueldo del presidente se va al caño.
Si en su primera etapa de su período presidencial Calderón se dedicó a darle guerra al narco por convicción y de paso para mejorar las relaciones con nuestro hermano mayor USA, y perdió. Porque aunque les ha dado lata a los narcos, ellos se han cobrado con creces, han sabido donde devolvérselas y profundamente.
En este segundo lapso, el presidente ha presentado cambios en el gabinete, recurriendo a personas que en algunos casos han comprobado su ineficacia y falta de efectividad en las mismas áreas a donde regresan.
Si todo esto se junta con una disminución de la base impositiva, aumento de las tasas y creación de nuevas contribuciones, cuando cualquiera sabe que para reactivar la economía se hace exactamente lo contrario. Si esto se da así, es obvio que Sabina Berman sabía la respuesta a su pregunta, la cual sólo realizó para demostrar que sabe qué y tiene con qué.
Yo por lo pronto me visto de luto y reclamo mi independencia de la clase política del país, se que navegar en solitario es como el salmón que nada hacia arriba, más no dejaré de pagar mis impuestos (Dehesa dixit), pero eso si, utilizare todos los medios posibles y legales para proclamar que ya estuvo suave.
Que pongan a dieta a Carstens, los gastos de la presidencia de la republica, de los legisladores de ambas Cámaras, del área de la Justicia, pero de los Magistrados del Tribunal Superior, quienes con sueldos y prebendas escandalosos merecen ser obligados a renunciar o a devolver mínimo la mitad de su sueldo, con eso ya amarramos más que con los nuevos incrementos.
Y ahora ¿Quién podrá defendernos?.......Sólo se podrá recuperar lo perdido, cuando los mexicanos nos pongamos al grito de guerra.
Mientras tanto los indignados con los políticos, los monopolios, los inversionistas de la Bolsa de Valores que no pagan impuestos por ganancias relativas, los vivales, los que realizan piratería y hasta con todos aquellos que viven del erario público, incluyendo profesores universitarios especialmente los investigadores y estudiantes de instituciones públicas quienes son los indicados para darnos propuestas viables para la mejoría de este respiratorio problema que tiene el país (¿recuerdanque según nuestro robusto querubin sólo tenpiamos un catarrito?), busquemos opciones claras y hagámoslas valer.
Pensemos que la mejor manera de celebrar el Bicentenario de nuestra Independencia de España es mejorando los valores de nuestar sociedad y la economía de este país.

domingo, septiembre 06, 2009

Consejos Solicitados

Queridos amigos todos, lectores asiduos o eventuales de este espacio, deseo agradecerles profundamente su tiempo para venir a mi rincón y leer acerca de mis vicisitudes con las organizaciones creadas por el ser humano que a la vez encadenan al ser humano a las maneras y formas de las organizaciones, recomiendo ver la “Maquina del Tiempo” de Charles Chaplin para captar plenamente el sentido de mi pesar.
Y es que no voy a decirles nada nuevo, más no por no serlo deja de afectarnos, es decir, que algunos todavía nos resistimos a asimilar ciertas situaciones, aunque los demás nos tomen por tercos, locos o testarudos.
No me conformaré a que me asignen cosas que no he pedido y que en todo caso ni siquiera requiero, se preguntaran, ¿Entonces si las requiere aunque no las pida, las acepta?, pues tampoco, pero queda ahí la posibilidad de cierto uso eventual en lugar de un penoso camino de lucha contra el sistema.
Claro, que esto, lo de la utilidad es lo menos usual.
Encarrilados con el tema, ya no exclusivo de Banco Santander sino de sus otros fraternos bancos pillos, regreso a mi teoría de que hay un contubernio evidente entre los ejecutivos de un banco que tienen acceso a toooooodos nuestros datos –algunos de los cuales ni nosotros nos acordamos de ellos- y los ejecutivos de ofrecimiento telefónico de servicios hospitalarios, automotrices, prestamos, viajes con ventaja agregada y la inefable tarjeta de crédito, que ya no les importa que uno tenga tres tarjetas del mismo banco, ellos te colocan la cuarta.
Existen medios para defendernos, el que uno se arme de valor y tenga más paciencia, más carácter férreo y más mal vocabulario que ellos para insistir, desgarrarse y hablar sin respiración hasta que ellos te cuelgan la bocina.
Segundo, escribir cartas a todos los involucrados con copias hasta a Casterns “el robusto” y Guillermo “el sudado”, quienes parecen mucho mas serviles a los intereses de los empresarios que a los del pueblo común más nunca corriente como una servidora, conste que lo de robusto no lo digo como discriminación, pues quien me conoce sabe que me doy de cachetadas con Casterns en la báscula, más si me siento ofendida de que un ser de nuestra talla no responda en concordancia cerebral a lo corporal; así mismo podemos dirigirnos nuestro diputado federal correspondiente, en el caso de saber quien es y poder encontrar dirección predial o electrónica al cual dirigirle nuestra situación,.
Tercero, búsquese a un ejecutivo bancario con ganas de ayudar, eso ya es casi un milagro, pero puede suceder, sé que esto no es fácil, más funciona, no lo encontrarán a la primera ni a la segunda, pero cuando lo encuentren NO LO SUELTEN, es más necesario en esos tiempos un ser que pueda intervenir por nosotros ante el sistema bancario informático manipulado por manos peludas, que un medico en una apendicetomía.
Cuarto, paciencia, insistencia, persistencia y todo lo que termine en encia, incluyendo Espergencia, quien es protagonista de una de mis canciones favoritas de Chava Flores, lo cual no tiene nada que ver con el tema, más la menciono como una capsula colorida.
Quinto, no sentirse que ellos pueden más que uno, finalmente uno puede cancelar la tarjeta sin tener que liquidar el saldo de golpe, se sigue pagando de la misma manera.
Sexto, comentar todo esto entre amigos, conocidos y desconocidos que se topen con uno y tengan cara de “alguien me torció”, si somos muchos los que nos juntamos, nadie podrá detenernos.
Séptimo, contratar el servicio de identificación de llamadas de otra organización pílla como lo es Telmex, más por 25 pesos mas IVA al mes, uno puede ver desde que número le llaman y si inicia con 555 y usted no conoce a nadie del DF con el resto del número, o si inicia con 818 y no conoce a nadie de Monterrey con ese número, o dice número privado, NO CONTESTE, multiplíquese por cero y aprenda a no oír la llamada del descarado e infame mundo bancario.
Octavo seguir acudiendo a este rincón quien sin tener titulo oficial alguno y menos tener jugoso subsidio oficial para existir en pro de la situación de los clientes de la banca, me uno a ustedes, comparto mis experiencia, les doy mis tips y cuando menos se sienten cobijados por el consuelo ajeno.

P.D. El sabado 5 de septiembre del 2009 quedará marcado en mi vida como la noche que vi jugar a la selección mexicana de fútbol profesional como si fuera un conjunto de brasileños con italianos y uno que otro francés.
Se olvidaron de que estaban en tierra ajena, que era pasto sintético con fondo de cemento, les dijeron que valían y se lo creyeron, les salió el pundonor, cosa difícil, pero ahora veo que posible, “MI” Cuau, al que le he dicho de todo durante años, lo hizo como un buen representante de su barrio y los barrió; el Gio jugó atontado por Belinda y como que de pronto se inspiró en algún franelero recuerdo y tronó la portería contraría; al Guille le salio lo mexicano naturalizado y ayudado por ese jugador puma de Benemérito apellido – Juárez – que corrió, pasó, dribló, se las puso donde se requería; Guardado que andaba ídem y sólo entró para decirles a los ticos que aquí estaba.