domingo, marzo 22, 2009

Los Girasoles

Quienes me conocen saben que los aromas frescos son mis favoritos, que Van Gogh tanto su vida y su expresión artística me conmueven, y que por instinto natural a todo ello los girasoles son mi flor distintiva. 
Reconozco que existen flores quizá más bellas estéticamente hablando y con aromas que logran hacer que suspiremos, pero como dirían por ahí, aunque disfruto enormemente de los tulipanes holandeses y de las rosas amarillas con una leve orilla carmesí, lo mío, lo mío, son los girasoles.
Y les comento esto porque en el mencionado encuentro con profesores del área Inicial y Preescolar, tuve el honor de ser multi obsequiada, cada una de sus palabras, de las fotos, de los mensajes, permanecen en mi alma y la enriquecen; entre dichas muestras de cariño me obsequiaron un ramo de girasoles, el cual inmediatamente a mi regreso al hogar fue acunado con agua fría y puesto justo frente a mis ojos en la habitación donde vivo, sueño y trabajo, eventualmente también debería incluir que ahí duermo, más quien sabe de mis malas mañas, conoce de mi insistente deseo de ganarle tiempo al tiempo - ya no sé si consiente o inconscientemente - lo cual hace que el insomnio me vuelva productiva, mucha gente se pregunta a que hora hago algunas cosas, pues precisamente cuando las personas normales duermen.
Regresando a los girasoles les diré que ese ramo persiste a más de una semana, ahí están firmes, abiertos derrochando presencia y color.
¿Por qué girasoles?, no es una flor elegante, no tiene gran aroma, más bien huele a fresca hierba ni más ni menos que a lo que es, un sencillo ser viviente de la naturaleza.
Pero sus características me arroban y me identifican, recuerdo la primera vez que los vi y me quedaron grabados, fue a una muy corta edad en la que fui llevada al cine más por no tener con quien dejarme a cargo, que porque la película tuviera que ver con mi edad o interés, recuerdo bien ese campo cubierto de girasoles y a la inenarrable Sofía Loren, no sé cuanto territorio fuera en realidad el que abarcaba esa gran plantación de brillantes y alegres, festivos y calurosos girasoles, más para mi, era como un mar verte con vivos puntos de un fuerte amarillo con un amplio centro oscuro.
Y todo se unió con el tiempo, un día vi los girasoles de Van Gogh y me dije es lo más bello que he visto, podría verlos eternamente y no aburrirme.
Empecé a conocer las características de ésta flor, como por ejemplo el que si una simple semilla de ella cayera entre otras plantas, crecerá instintivamente, buscando el sol, como sabiendo que solo el astro rey podrá darle vida, por eso girará en búsqueda de los rayos solares, alejándose de la oscuridad.
Al verla siento que es como el alma de un ser humano, el centro es grande y abierto y todos esos pequeños y sencillos pétalos apretujados y coloridos son las cualidades que cada uno de nosotros tenemos, probablemente algunos más a flor de piel que otros, más de que están ahí de eso es mejor no dudar, por salud mental.
Que deseamos ir siguiendo la luz de la verdad para ser libres, alejándonos de la oscuridad de la incertidumbre y la interpretación mal intencionada.
Existen estudios fundamentados de que los girasoles ya se cultivaban en México hace más de 4, 000 años y se encuentran referenciados en más de 11 diferentes tribus nativas de la zona.
Lo que contradice dos cosas, una que los españoles nos los trajeron y segundo que una de sus clasificaciones -el girasol doméstico- proviene de la zona de los USA, pues se ha encontrado que la semilla mexicana es un tercio más grande que la de aquella, entre otros datos.
Además de que existen evidencia que los emperadores nativos aztecas utilizaban las imágenes de dichas flores para engalanar su vestimenta con girasoles con incrustaciones de piedras preciosas.Y aunque por ahí wilkipedia diga otra cosa, y prefiero creer el resultado de la información de estas otras investigaciones.
Gracias por mi ramo de girasoles, me han acompañado en estos días de tanta nube sombría dándome la dirección de la luz del sol, lo que me ha permitido sobrellevar asuntos naturales de la vida, pero que uno desearía no confrontar o tener la personalidad livianita para no hacerlo.
Prometo que el recuerdo de esos girasoles me acompañarán en mi mente y en mi alma, aún cuando su presencia física ya haya dado todo lo que debiera.
Cuando las nubes negras de los pensamientos tormentosos cubran con oscuro manto el horizonte de tus esperanzas, y la depresión te asedie el alma, imita a los girasoles y trata de respirar el aire puro, más allá de las circunstancias desagradables.
"El Caminante"

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Una de las últimas y sencillas pruebas para dar por perdida la fertilidad de un campo es sembrar un girasol. Si el Girasol no crece, es mejor no molestarse en sembrar otra cosa. Apoco no le quedó el saco?.
Buenas Tardes Maestra.

Anónimo dijo...

HOLA PANGO, ME DA GUSTO ESTAR DE NUEVO EN CONTACTO CONTIGO, PERO LAMENTO NO HABER ESTADO EN ESTA OCASION EN TU TALLER EN LA UTM, ESPERO PA´ LA PROXIMA PODER ESTAR AHI, EL GIRASOL ES UNA FLOR HERMOSA Y CONSIDERO QUE SU GRAN SIGNIFICADO ES "LA VIDA" CUIDATE PANGO.CON CARIÑO ANI =)

Anónimo dijo...

Muy certero este artìculo y da la casualida que lo leì en esos dìas cuando sientes que todo va mal.. pero uqe hay esperanza, la frase del caminante, como anillo a mi dedo, gracias Paty!!! LJL

Anónimo dijo...

sí es una flor elegante y además estilizada por la altura que pueden llegar a tener y sus hojas son curvas y alargadas, acaso no puede ser más cálida y elegante?? Y fué bastante utilizada en el art nouveau que este estilo no puede representar más la elegancia.

Anónimo dijo...

Me en cantan Los jirasoles ,significan AMOR ETERNO