Cero y van dos


Fuera de la costumbre de escribir el fin de semana, me anda comentarles a mis 9 lectores y 1 seguidor (es una nueva onda de esto).
Pues bien, para quienes leyeron mi versión ultra moderna de la Iliada y la Odisea (Santander - BBVA Bancomer vs. ciudadana) les quiero poner al tanto, no por quejarme sino para que se me pongan atentos por si suelen utilizar las tarjetas de crédito, especialmente de esos bancos españoles que se encuentran en plena matanza de nativos al más puro estilo conquista de México.

Que me llega mi estado de cuenta de Santander Light, con agrado noto que me descontaron los cargos del famoso seguro médico no solicitado por una servidora.

En plena contemplación y soltando un suspiro de alivio y congratulación de haber podido vencer al sistema electrónico-bancario-vengador, me encuentro con una cifra de $136.67, concepto o descripción 00, cargo numero 3 de 12 a meses sin intereses.

Me dije: "¿Y eso?" me fui a los estados de cuenta anteriores y note que efectivamente llevaban cargando eso cuya descripción sólo es 00, yo sé que algunos se preguntaran "bueno y esta mujer ¿Se desgasta por esa cantidad?", pues fíjense que si, por esa y aun más por la sumatoria de lo ya citado y "de lo que nos faltaaaaaaa" como diría Alex Lora.

Por lo que procedí a internarme en esa serie de menús telefónicos de opciones que ninguno te dice bien a bien a donde te llevara, no logrando saber aun menos a donde ir para llegar a donde deseas; por que bien dijo Abraham Lincon "Si no sabes a donde quieres llegar, cualquier camino te llevara ahí ".

Poniendo en práctica la psicología inversa (yo si sabía a dónde quería llegar pero no sabía cómo), llame al 1-800 de Banca Santander y oí las opciones, apreté la que pensé que seria la mas apegada a lo que deseaba, marque los 16 números de mi tarjeta, apreté una opción más, marque la fecha de mi nacimiento -previos tres intentos en que me dijeron que estaba mal, con lo cual llegué a dudar del día en que nací - por fin llegué con una virtual y amable señorita la cual escuchó mi pesar dado con esta nueva espiritualidad que me rodea -según mi post anterior, favor de leerlo- procediendo a pedirme todos mis datos..... menos el número de mi acta de defunción.

De ahí pasamos a la etapa de espera, en donde antes te ponían la musiquita de afamada película de hace más de 30 años (El Golpe, con Paul Newman y Robert Redford) la cual tienen por default aparentemente tooooodos los conmutadores, a menos que todos los que compran dichos conmutadores tengan el mismo gusto y pasión por dicha melodía, cuando menos con música te sabias en espera, ahora no, todo es un silencio sepulcral, en donde en algún momento piensas que es mejor rezar para que no se corte la llamada, porque eso de volver a empezar con las opciones y las digitaciones francamente........Siquiera mi inquietud era aplacada cada 6 o 7 minutos en donde la amable señorita Gutiérrez me decía, "Le sigo atendiendo", así duramos: "Lo que dura un invierno..." como diría Sabina, después del cual, la amable señorita procedió a decirme que: "Efectivamente llevaban 3 cargos indebidos a mi tarjeta, que estos no habían sido provocados por mal uso de la misma, ni por una compra mía, sino que se trataba de una "incidencia bancaria", yo que estoy en pleno plan de Buda sonriente quedé con cara de Obama frente a un plato de frijoles puercos sinaloenses, y le dije: "A ver , ¿Qué me quiere decir, porque no le entiendo?", repitiendo la misma razón, a lo que le dije "A ver, como soy medio lenta, y en edad crítica, quisiera saber que si lo que me dijo es que: "El banco me cargo $1,670.00 a doce meses sin intereses, sin razón alguna", respondiéndome que: "Pues que si, que si así lo quería yo entender, pues si, y que para eso me proporcionaba una fecha de compromiso: 29 de mayo -casarme con ellos sería como para volverme por siempre Paquita la del Barrio II- para que eso se descontara de mi saldo, pero que debería yo hablar ese día exactamente, dándome también "un número de referencia" el cual debiera yo de mencionar al momento de mi llamada, para que el ejecutivo telefónico de ese día compromiso pudiera darme razón de mi estado de cuenta".

Como soy sencillamente como soy, llame inmediatamente a mi exalumna que labora en dicha institución y le pregunte que si conocía el término "Incidencia bancaria" a lo que me respondió que no, que no era un término usado dentro del sistema ni procedimiento de su banco, yo le dije: "Pues que mal que estás, porque fíjate que solo para mí, tu banco lo acaba de inventar"......"No Paty, por favor, no me digas que otra vez te hicieron algo"......

¿Falta agregar algo más?

Pues sí, que ahí les cuento el sábado 30 qué pasó con lo que tienen mío, y con lo que pensaban cobrarme y agregar, que pude llevar todo este procedimiento en paz, la luz sigue brillando en mi:

"This little light of mine, I'm gonna let it shine". 

Buda sonríe.

P.D. ¿Saben de que fecha era el cargo cuyo concepto es la "Incidencia bancaria"? ...

Siiiiiiiiiiiiiiiiiiii del 25 de febrero, el mismo día que bloquearon injustificadamente mi tarjeta, el mismo día que me la cambiaron por otra, aunque no había motivo, el mismo día que me cargaron los servicios médicos de BBVA Bancomer...
¿Casualidad? ¿Colusión? ¿Fraude?
¡Jamás!......es un banco hispano, es de la MADRE...................patria.

No hay comentarios.: