domingo, enero 17, 2010

Mea Culpa

Pues bien, queridos lectores, nos encontramos de nuevo aquí en este espacio sin tiempo pero con memoria para meditar sobre comentarios varios que se han presentado por aquí y por allá.
Primero deseo agradecer a dos amables nuevos lectores que se tomaron la tarea de regalarme su valioso tiempo y leer estos humildes y silvestres post, escritos más como un medio de catarsis que con un fin literario profundo.
En otras palabras, contar hechos y vivencias para advertirles, divertirles o sensibilizarlos, ¡No mássssssssss!
Estos queridos lectores, se dieron a la labor de analizar cada una de mis palabras y expresiones, así como ilustraciones de este espacio.
Lo primero, y lo aclaro por si alguien se encuentra también en esta confusión: no tengo manía por los osos polares, simplemente soy una osa polar que esta situada en el lugar equivocado.
Si ven muchos osos ilustrando algunos de estos humildes post, producto de una sencilla profesora universitaria, pues resígnense o de plano no los vean, porque los osos polares son un espejo de mi ser, sería como negar mi esencia, además de que tal y como ellos, yo ando extinguiéndome y mi hábitat también.
Segundo, cuando digo algo, es porque eso es lo que deseo decir o es sobre quien deseo ejemplificar, así que si digo o me refiero a Alex Lora, es porque el ejemplo tenía que ver con su canción “Las Piedras Rodantes” y no por carecer de imaginación para utilizar alguna otra frase famosa o no.
Tercero, que este medio está diseñado y pensado para que, a diferencia de otros sitios de la WEB, aquí cada quien diga lo que quiera, como quiera, y para quien se vea reflejado con algo.
Cuarto, sobre los comentarios de Michael Jackson, deberían de pensar que eso lo escribí cuando el Rey del Pop, materialmente estaba siendo declarado muerto, a estas alturas si, ya se que fue homicidio, y espero que se determine que tipo de productos puede un medico aplicar a cualquier persona por muy famosa que sea, eventualmente son ellos, los mas famosos, quienes al perder piso requieren de mucho cuidado sobre quienes los rodean.
Quinto, en cuanto a mi uso del termino bizarro al dirigirme al presidente Calderón, me refería mas bien al uso vulgo del mismo relacionado con el arte: “¿Lo bizarro está en lo que se mira o en la manera de mirar? Bizarro no es raro, es quizá una combinación de
extravagancia, o un todo y una nada en conjunto. Sin embargo la creación bizarra ha decidido hacer caso omiso a dichos principios teóricos y resumirse en una única regla: “no existen las reglas”. Lo bizarro es sumamente peculiar al proponer todas las opciones al mismo tiempo y plantear un espacio en el que nada es definitivo y en donde una se da espacio a múltiples y extrañas representaciones de la realidad. Escurridizoo posiblemente sea posiblemente el mejor adjetivo para el uso de éste termino a efectos artísticos”.
Entonces con lo anterior, defino el término de acuerdo a mi visión de como lo decidí utilizar, olvidándome de los diccionarios literarios específicos, por ello pido una disculpa a mis lectores y explico que mis palabras se sustentan en la creencia y propuesta del Premio Nobel García Márquez en el congreso Iberoamericano de la Lengua en Zacatecas, México por el cual ha sido y será acribillado por muchos.
Ref.
http://congresosdelalengua.es/zacatecas/inauguracion/garcia_marquez.htm

“…Llama la atención que el verbo pasar tenga 54 significados, mientras en la República de Ecuador tienen 105 nombres para el órgano sexual masculino, y en cambio la palabra condoliente, que se explica por sí sola, y que tanta falta nos hace, aún no se ha inventado. A un joven periodista francés lo deslumbran los hallazgos poéticos que encuentra a cada paso en nuestra vida doméstica. Que un niño desvelado por el balido intermitente y triste de un cordero dijo: «Parece un faro». Que una vivandera de la Guajira colombiana rechazó un cocimiento de toronjil porque le supo a Viernes Santo. Que don Sebastián de Covarrubias, en su diccionario memorable, nos dejó escrito de su puño y letra que el amarillo es «la color» de los enamorados. ¿Cuántas veces no hemos probado nosotros mismos un café que sabe a ventana, un pan que sabe a rincón, una cerveza que sabe a beso?..” (García Márquez dixit)
Agradezco sus opiniones sobre los demás post que pasaron la prueba, inclusive la anécdota que me comentan, que a la letra dice: “….de quien llama a un hospital psiquiátrico, aparentemente denominado: “Freud” y la central telefónica automatizada señala: Si es usted paranoico marque el número 10 y retírese del aparato…Si es usted un individuo con complejo de inferioridad, no marque nada pues nadie le hará caso…Si es usted inseguro, marque todos los números del 1 al 10 y espere responda quien lo oriente…Y así para todos los padecimientos relacionados con psiquiatría y psicología”.
Por último quiero mencionar que mi compañera de tercero de prepa, Medé Solís, ella si salió bien librada del análisis, pues mi referencia a sus palabras: “aún resuenan en mis oídos sus palabras “gordita dinero en mano, no gastas más de lo que tienes, no gastas por impulso porque ni manera que lleves todo encima, nada como el colchón, nadie te manda”, fue calificada con un: “Te diré que tiene toda la razón quien sostiene esta premisa”.
Así que Medé quedó aprobada.
Por último en referencia a la frase de mi autoría, que recibió el calificativo de: “pobre frase tautológica”, admito lo de la tautologia, pues al escribirla jugué con las dos palabras con otro final, y al darle y darle, terminé sin darme cuenta, en mi propio autoarrobamiento, que puse las palabras del mismo significado siendo que la frase en su origen pretendió ser:
"Los niños de hoy tienen que aprender a vivir con la inocencia de la felicidad más la cautela de lo desconocido".
Sin querer excusarme, sólo diré que eso lo escribí en la emoción de terminar un curso de 15 horas en 3 días seguidos, justo al termino del último día, no corrige el error, pero cuando menos se percibe la emoción de lo vivido.
Por todo lo erróneo y mal expresado, Mea Culpa.
Por su tiempo, su dedicación y critica constructiva, gracias.
P.D. Ahí les dejo una osa apenada.

miércoles, enero 13, 2010

Ya sé que no gano nada…

Y es que obligatoriamente debo de hablar de que vino y se fue la nochevieja y el año nuevo, y digo que es con obligación, puesto que o toco ese tema, o me voy sobre la gasolina, nuestra gober ”preciosa”, nuestro alcalde bastante soso, con una esposa que se siente alcaldesa, la cual, de plano, le suplico nos regale el darse una manita de gato, es decir, no pretendo que llegue al extremo de nuestra “preciosa” (nuestra, ni modo, esa es la democracia, aunque en nuestro caso tampoco había mucho de donde escoger).
Se dice por ahí que en realidad lo que sucede con la pareja municipal es un caso similar a la pasada pareja presidencial, el vendió lo que no era, y ella se dedicó a venderse al mejor postor, lo bueno es que el cobre le brillo pronto y ni en rifa salió, es decir, que nuestros munícipes padecen el Síndrome Sahagún.
Lo cual me recuerda aquella hermosa canción intitulada “Susanita tiene un ratón”, aunque Marthita tuvo y tiene un Fox...Trot.
Les suplico asistir a la siguiente dirección: http://www.youtube.com/watch?v=Pucdv5jPWBA
Podrán darse cuenta que pareciera cualquier inauguración, evento o situación a donde asiste nuestra pareja municipal.
En fin que dicho lo anterior, no gano nada con hablar de todo eso, pues ya lo he hecho y como diría Lucerito Hogaza “¿Y……y?”, pues nada.
Así que, en vías de un mejor tema les trataré de explicar cual es mi propósito para el próximo año; como es algo que no tiene que ver ni con mi salud, ni con mis costumbres, ni con nada que concierna a mi persona, salvo teclear, es muy probable que se cumpla, pues sabemos que las promesas que nos hacemos el 31 de diciembre, cuando menos a mi sólo me han durado, en su versión más extensa, hasta el 19 de enero, llegandito esa fecha, he demostrado que las estadísticas que tienen razón.
Entonces, ¿Qué puedo hacer para tener un propósito loable y no caer en nada personal?, pues obvio escribir de mis seres queridos, de aquellos con los que he podido compartir y que me han acompañado por la vida, y que pudieran ahora estar cerca, o lejos, o sólo en espíritu, pero están.
Hablo de esa familia del alma que uno se va formando con los años, de seres que formaron parte de alguna etapa de nuestra existencia y que nos dejaron huella, personas que probablemente hace años que no vemos, pero con lo que se confirma que: distancia no es ausencia.
Por todo lo anterior, asumo que algunos queridos amigos estarán pendientes de este sitio en espera de aparecer…..o de no hacerlo, eso nadie lo sabe, ni yo.
Algunos se reconocerán entre si, otros se conocerán por este medio, otros descubriran cosas que desconocían de amigos queridos.
Lo que si puedo asegurar es que, siempre se buscara lo positivo, la mejor opción, la parte amable.
Aun no sé si hacerlo por etapas de vida; o llamarlo +50; o hacerlo como una serie dentro del blog, en fin, el plan está ahí, acepto opiniones y consejos, me niego a amenazas, prohibiciones o regaños.
Yo por lo pronto advierto, que después de leer en la prensa hace unas semanas la entrevista hecha a Doña. Sarita Mena de Correa Rachó, lo que si me he propuesto como meta de vida es llegar a su edad, en la esperanza de alcanzarla, aunque sea con una pequeña parte de toda esa capacidad de comunicación, congruencia, humildad, valor, bondad y carácter jacarandoso.
P.D. Este post nunca hubiera sido publicado sino es porque al charlar con una queridísima amiga sobre el tema, ella me impulsó con su inteligencia habitual a tener que hacerlo.
                                           P.D. II

¿Acaso no es un poema la foto del Dr. Hugo Laviada, de cara angelical, junto a la ya apreciada Dulce María, la siempre vestida de rojo?