lunes, julio 26, 2010

Miscelánea

A todos mis lectores un saludo, no puedo atribuir mi silencio más que a un período en que estado: “falta de ser", es decir he estado, pero no he sido.
Con estas simples palabras espero que sigan en sintonía aún con éste rincón.
Pasado el temporal y regresando en mi, me he puesto a diatribar sobre cual de tantos temas era el adecuado para reiniciar nuestro encuentro, al no poder definirme he tomado una serie de pequeños tópicos para comentar.
Ibonica, mi Stilo. Neta, ahora si creo que las pastillas que me dan o le hacen efecto además a nuestra gober preciosa, o simplemente le atacó el complejo del “Rey Sol”.
También me recuerda aquello de que son tantos los que le cantan al oído, que ahora si, como en aquella historia del traje para el rey, vestimenta que tenía que ser tan especial que el sastre ante tan gran reto y consecuencias decidió usar la imaginación propia y el ego del rey, determinando describirle imágenes que el rey asumió como prendas físicas, paseándose ante la corte desnudo, tal cual ahora, los súbditos no se atrevieron a indicarle que iba desnudo.
No implico con ello que nuestra Ibonica este con las carnes expuestas andando por ahí, sencillamente, nadie se atreve a decirle que las cosas no son tan sencillas como comprar Maseca, ponerla en la maquina y expender el producto terminado en papel o paño.
Bien dice el rey D.Salomón que estas cosas requieren meses de planeación y proyecto que determine las normas y procedimientos claros para todos.
Laura de Otros.
No puedo dejar de mencionar este nuevo programa televisivo que se encarga de resaltar las mas graves miserias humanas, no exclusivas de nuestra sociedad mexicana, pero que al estar proyectándose desde nuestro país me es inevitable pensar: ¿Cuál sería el motivo para que TV Azteca haya decidido patrocinar lo que en Miami y en Televisa no se interesaron?
¿Este es el mensaje que la señal con ”Valor” que Salinas Priego pretende mostrar por medio de la ventana concesionada por el gobierno?
Últimamente he estado clavada viendo el canal de la BBC, especialmente un programa llamado The Secret Millionaire, el cual nos presenta cada semana la experiencia de diferentes millonarios ingléses, hombres de éxito forjado a pulso, los cuales permanecen solos y con identidad encubierta durante una estancia de 10 días en algún pueblo o barrio pobre de Inglaterra, trabajando en algunos casos para sobrevivir o voluntariamente.
Laborando en forma voluntaria en albergues, hospitales, centros de recreación o ocupacionales para jóvenes o adultos, a los que después de convivir con ellos, sentir sus necesidades, emociones y carencias de primera mano, hace una evaluación de quien requiere y de qué forma su apoyo, donando de su propio dinero, cantidades que van desde las 5,000 libras esterlinas en adelante, siendo que en algunos casos, regresan a dar seguimiento a esos proyectos y se involucran a largo plazo.
Me pregunto, sin afán de despreciar las donaciones publicitadas o no de los millonarios de éste país, porque también hay de los que donan y lo hacen sin prensa, pero insisto y me pregunto, ¿Cuántos de ellos dejarían confort, empresas, automóviles, choferes y asistentes por 10 días, para vivir en un departamento humilde sin servicios a los que están acostumbrados, para involucrarse realmente en los problemas de sus conciudadanos desde adentro, en el cada día?
Sé que Carlos Salinas para hacer su tesis profesional se fué por unas semanas a una comunidad indígena para permanecer con ellos, y de ahí sustentar las premisas de su tesis, la cual bosqueja lo que después sería la plataforma de su programa Solidaridad.
Que conste no estoy en ningún momento olvidando lo que como presidente desarrolló y nos dejó, más también hay que ver el bosque y no el árbol en un momento determinado.
A mis lectores que entraban eventualmente a este sitio para ver si Pango ya estaba en acción, la noticia es que he vuelto “reloaded”, con ganas y sin censura.

No hay comentarios.: