jueves, agosto 21, 2014

Luchar por la vida

Oliver ya está en casa desde el martes por la tarde. Tal cual me prometió mi amigo y veterinario Clemente Revilla Bonilla: "Hasta que no camine, coma y hagas sus necesidades por sí mismo no te lo devuelvo ni se toma ninguna decisión", una vez más Clemente me ha demostrado su capacidad profesional, inteligencia, compasión y generosidad.

Oliver
Oliver llego a casa caminando pero con la cabecita de lado, yéndose de lado, caminando en círculos, pero avisando cuando requiere salir y comiendo y tomando agua de lado, de la mejor forma posible.
 A menos de 48 horas, ya sorprendió caminando el solo hacia el jardín y hacia su madre y cuidadora Mary, la cual ni lo vio venir.

Chacho su hermano de alma, lo recibió feliz, nuestra preocupación de que siguiera buscándolo para jugar, yendo y viniendo como Flash Gordon, como lo hacía antes, no se ha dado, la comprensión animal es muy superior a la humana y la compasión es increíble, solo se le acercó a darle besos, no lo trata de corretear, por el contrario cuando Oliver sale Chacho va a su lado, del lado donde el primero se tuerce, como para marcarle el camino y Chacho apenas en una semana cumplirá 5 MESES DE EDAD. 
Ahora sale al jardín sólo a jugar con sus cosas y deja a Oliver en paz. 
Chacho

Hoy al mediodía Chacho jugaba en el jardín y Oliver descansaba en la sala, de repente Mary oyó ladridos desesperados de Chacho, fue disparada a ver y Oliver estaba en el jardín, llego sólo y Chacho salió del jardín, y ladró y ladró, no sabemos si llamando a Mary o diciéndole a Oli que no debería estar ahí sólo.
Oliver ha luchado, ciego y sordo, con hipotiroidismo, cáncer, dos embolias en menos de 12 horas y 16 años cuatro meses de edad, el marcó su destino y dijo: “Aún no es mi hora y háganle como puedan que yo haré mi parte”.

Él no se quiso ni se dejó ir, nosotros lo apoyamos. 
No tiene dolor alguno, y sigue en mejoría palpable.

A todos aquellos que nos han apoyado y alentado en estos días de mucho dolor y ansiedad Gracias desde lo más profundo de mi estima, gracias por estar al tanto, por preguntar, por orar, por comprender.

Algunos me decían, no te aferres déjalo descansar ya, les dije y les digo, yo respeto los tiempos de la vida, y esos son perfectos. 

Cada ser, humano o no, merece las mismas posibilidades.

Oliver está con nosotros y seguirá de acuerdo al plan divino.