Después de la tempestad viene la calma

Después de la tempestad viene la calma, según dice el dicho, lo difícil de esto es cuando la tempestad decide posicionarse en nuestras vidas o cuando decidimos que todo lo que nos sucede es una tempestad.
Finalmente en cualquiera de las dos opciones anteriores lo que no existe es la calma, ¿sobre que podría darse esto?, sobre cualquier cosa de nuestra existencia, relaciones interpersonales, trabajo o simplemente cualquier situación u objeto que aparece o se desvirtúa.
Esta reflexión es precisamente sobre eso, la calma, se dice que hay que identificar aquello que esta bajo nuestro control de lo que no lo está, definitivamente la vida misma no está bajo nuestro control más la forma de vivirla si que lo está; la forma de actuar o de pensar de los demás no está bajo nuestro control, pero si lo está la manera en que nos relacionamos y que tanta influencia sobre nuestras vidas le damos a sus actos o dichos.
Entonces la neta de esta vida se resume en que el "Qué" de la vida misma no esta en la mayoría de los casos condicionado a nuestras decisiones o deseos, pero el "Cómo" la vivimos es definitivo que no hay más responsable de ello que nosotros, eso más el "Cuanto".
Con el termino "cuanto" me refiero a cuanto ceder, cuanto hablar, cuanto confiar, cuanto amar, cuanto compartir, por mencionar algunos "cuantos".
Este post pareciera un trabalenguas para la mayoría, más sospecho que para mis 6 lectores estará más que claro.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si entiendo el punto mas y para enriquecerlo un poco para los otros 5 lectores puedo agregar q estoy de acuerdo q el que es algo que no podamos controlar pero creo que la vida nos presenta varios que¨s y nosotros de una manera conciente o inconciente elegimos uno de ellos y de esa eleccion se desemboca al COMO vamos a reaccionar al QUE q elegimos si es un QUE positivo solemos tener un COMO tranquilo mas si el QUE no era el que esperabamos lo pasamos de una manera huraña pero recordaras que COMO pasemos la tormenta disfrutaras la calma y en cuanto los CUANTOS yo digo que sean los maximos posibles porque estaras de acuerdo que hay experiencias que solo pasamos una ves en esta vida y al no saber CUANTO dar decidimos dar poquito para que dure mas pero se dice que al viento se disfruta mas cuando se aprecia con los brazos y manos extendidos que tenerlo dentro de un frasquito cubierto de nuestras manos apretandolo fuerte por miedo a que se vaya.... espero se entienda mi analogia claro que solo es una opinion mas no una contradiccion de tu comentario
saludos jezzicka

Pango dijo...

Concuerdo contigo y no lo tomo como una contraposición al comentario ; )